Menú Buscar
Una foto de archivo de la estación de esquí de Vallnord con mucha nieve

Buenas previsiones de ocupación en la nieve y malas perspectivas en la costa

El Gobierno anuncia una buena Semana Santa para las estaciones de esquí, con un 81% en los hoteles, y una caída considerable en las ciudades de Barcelona y Palma de Mallorca

6 min

Las previsiones de ocupación hotelera para esta Semana Santa en España no acaban de ser muy halagüeñas para el sector turístico. La Secretaría de Estado de Turismo ha hecho públicos los datos de la encuesta de ocupación turística (Ocupatur), que la cifran en un 78,9% para este año, lo que supone un 6,4% menos con respecto a la misma temporada de 2017, cuando estas fiestas cayeron en abril.

Si los destinos de montaña tienen motivos para ser optimistas, la cruz se la llevan los destinos de costa este año, condicionados por las previsiones de mal tiempo. Las copiosas nevadas han provocado que se prevea una Semana Santa récord en los destinos de esquí, con una ocupación del 81%. Esta cifra es superior a la de algunos destinos de playa y se sitúa muy por encima del registro del año pasado. Las casas rurales también mejoran sus previsiones, al pasar del 76% alcanzado en 2017 al 80% previsto para este año. 

Cataluña y baleares, las peores paradas

En cuanto al turismo de costa, las previsiones estiman un 82% de ocupación, lo que supone un 7% menos que en 2017. Analizado más al detalle, la costa de Valencia y Murcia serán las mejor paradas, con un 84% de ocupación, siete puntos menos que la registrada el año pasado; la misma bajada que la andaluza, que se situará en el 81%. Por su parte, la costa catalana registrará una caída de nueve puntos, con una previsión del 82% de ocupación hotelera. Las islas también tendrán una bajada considerable, un 12%, con una previsión del 73%. La nota positiva es para las islas Canarias, que repetirá la misma cifra que el año pasado, un 88%.

Si se observan los datos por ciudades, Palma de Mallorca es la que registra una mayor caída, para la que se augura una ocupación del 67% (el año pasado se situaba en el 83%). También destacan las bajadas de reservas en Barcelona, donde se prevé un 79% frente al exitoso 90% del año pasado. Tampoco es desdeñable la caída prevista para Valencia (79% respecto al 88% de 2017), Santiago del Compostela (70% frente al 82%) y Madrid (72%, cinco puntos menos que el año pasado). 

La Generalitat se muestra optimista

A pesar de los malos augurios para el sector, el director general de Turismo de la Generalitat, Octavi Bono, prevé una buena Semana Santa para el turismo en Cataluña, especialmente en destinos de montaña y también en Barcelona. Además, ha asegurado que no se esperan variaciones debido a las manifestaciones e incidentes de los últimos días en protesta por la detención y encarcelamiento de Carles Puigdemont.

Sobre esta cuestión, Bono ha añadido que la mayoría de las manifestaciones han sido pacíficas, y que así se ha visto desde el exterior. "A mi me parece que el grueso de la expresión de las manifestaciones que se hacen en la ciudad en un sentido u otro se ha venido haciendo siempre con la normalidad y el civismo predominante desde hace mucho tiempo".

Sin afectaciones de cara a verano

Tampoco prevé que esta situación pueda tener una afectación negativa en la llegada de turistas de cara a verano, y ha resaltado que las reservas de vuelos en el aeropuerto de Barcelona han aumentado un 5% respecto a la temporada pasada. 

Bono ha constatado que en los dos primeros meses de 2018 los datos muestran que la actividad turística en Cataluña ha empezado a recuperarse "después de la inflexión del último trimestre del año pasado".

Recuperación del sector

En octubre bajó en un 4% el número de visitantes internacionales pero aumentaron los ingresos; en noviembre se registraron descensos del 2% y el 4%, respectivamente; y en diciembre, del 12% y el 6%, aunque se acabó cerrando el año con un crecimiento global del 5% en número de turistas y de más de un 9% en ingresos.

En cuanto a los dos primeros meses de 2018, ha señalado que se empieza a ver "una corrección al alza", ya que en enero se registró un crecimiento del 2% en visitantes y más del 11% en ingresos respecto al mismo mes de 2017.