Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La consejera de Presidencia, Meritxell Budó, en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Budó denuncia a un hombre que le enviaba contenido sexual por las redes sociales

La consejera ha llevado el caso a los Mossos e insta a todas las víctimas a denunciar cualquier tipo de acoso y violencia machista

3 min

Meritxell Budó, consejera de Presidencia, ha asegurado ser víctima de "violencia machista” en las redes sociales por parte de un acosador que le enviaba “mensajes amenazadores y de contenido sexual". Un episodio que se ha producido recientemente y de forma reiterada, y por el que ha denunciado al presunto responsable.

La denuncia por el acoso ha sido presentada ante los Mossos, según ha explicado la también portavoz del Govern este miércoles en una sesión informativa telemática sobre la modificación de la Ley del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista. Durante el acto, ha celebrado que gracias a que la nueva ley tipifica esta forma de violencia machista, se puede detener y juzgar a los agresores.

Aconseja denunciar

"Ahora, la ley nos da las herramientas para denunciar y combatir estas actitudes que no se pueden permitir en una sociedad moderna e igualitaria", ha destacado Budó. Por ello, ha animado a todas las mujeres que han sido víctimas de violencia machista a denunciar cualquier tipo de agresión.

Según ha manifestado Budó, la nueva ley amplía la tipología de violencia machista, además de exigir un mayor grado de compromiso a las administraciones públicas. Con la actualización de la norma, la legislación catalana "continúa siendo líder en la regulación y la garantía de los derechos de las mujeres que se encuentran o se han encontrado afectadas por las violencias machistas", ha sostenido.

Nuevas formas de acoso

La consejera también ha subrallado que la ley incluye a las mujeres, niñas y adolescentes transgénero, así como la obstétrica y contra los derechos sexuales y reproductivos, y sobre los bienes y propiedades de la mujer. Además, recoge el acoso o abuso recibido en el ámbito educativo, en la vida política y en la esfera pública.

Por otro lado, la nueva legislación contempla nuevas formas de violencia machista como la que se sufre en el ámbito digital. También prevé la violencia de segundo orden, que se ejerce contra los que acompañan a las mujeres víctimas; o la violencia vicaria, que utiliza a los hijos para provocar daño a la madre.