Menú Buscar
El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, en su despacho / INTERIOR

Buch sobre el mosso condenado: "Haremos lo que diga el juez"

El 'conseller' de Interior recuerda que el inspector ha sido reubicado mientras la sentencia no sea firme

2 min

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha subrayado este viernes que su Departamento acatará la sentencia tras la condena a un inspector de los Mossos d'Esquadra por lesiones a dos manifestantes durante el desalojo de plaza Catalunya en 2011. El fallo de la Audiencia provincial no es firme, y el jefe de las Áres de Recursos Regionales Operativos (ARRO) en Barcelona lo recurrirá ante el Tribunal Supremo. "Haremos lo que nos diga el juez", ha apuntado.

En el marco de una comparencia en la que se ha sometido a las preguntas de los ciudadanos, Buch ha asegurado sobre el ascenso del inspector el pasado marzo, que igual que en otros procesos de la administración, son funcionarios quienes evalúan las capacidades de acceso a la plaza tras una oposición, que en este caso, el mando sancionado, aprobó en septiembre de 2019. "Si se presentan a los exámenes y pasan la prueba, obtienen la plaza. Es un proceso reglado, igual que sucede con los profesores u otros trabajadores públicos", ha apuntado. 

A la espera de sentencia firme

Así, ha recordado que depende de la justicia decidir si el inspector debe ser expulsado del cuerpo o absuelto, una vez se resuelva el recurso de casación. Eso sí, el titular del Interior ha recordado que el comisario jefe, Eduard Sallent, apartó de orden público al jefe de las ARRO en cuanto se conoció el fallo, que le condena a dos años y cuatro meses de cárcel, y que, de ser firme, conllevaría su inhabilitación

"Se ha actuado de forma preventiva, se le ha apartado de su puesto y se le ha reubicado, y así será hasta que no haya un juez que diga que se le tiene que apartar del cuerpo", ha señalado Buch, "como sucedería con cualquier otro trabajador público".