Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jardines de la residencia municipal Can Comelles / AYUNTAMIENTO DE ESPARREGUERA

El brote en la residencia de Esparreguera se estabiliza en 30 contagiados

El alcalde del municipio reconoce que todavía no se sabe cómo entró el virus en el centro

3 min

El brote en la residencia Can Comelles de Esparreguera (Barcelona) se ha estabilizado en 30 contagiados. Son 25 usuarios y 5cinco trabajadores, todos ellos con sintomatología leve o asintomáticos y una única persona infectada ingresada aunque por patologías previas.

Diez días después de la aparición del brote, que inicialmente afectó a 20 residentes, fuentes municipales han explicado este miércoles que la situación está "controlada" y "estable" y han indicado que, tras los nuevos positivos detectados durante los cribados, el número de contagiados no ha aumentado en los últimos días.

Sin nuevos positivos

La residencia de Can Comelles tiene 91 usuarios, 52 de ellos en el edificio antiguo del centro, donde se concentra el brote, y 39 más en el edificio nuevo, donde tras las pruebas diagnósticas se ha confirmado que no hay ningún caso de Covid-19. De los 52 residentes en el edificio antiguo, 17 ancianos sanos han sido trasladados a un centro de L'Hospitalet de Llobregat para la cuarentena, dado que en algunos casos los usuarios comparten habitaciones.

"Las cifras no han cambiado respecto a la semana pasada, podemos empezar a decir que el brote está controlado. No ha habido nuevos positivos en la residencia", destacó ayer en declaraciones a Ràdio Esparreguera el alcalde del municipio, Eduard Rivas. Asimismo, remarcó que el cuadro clínico de las personas contagiadas tampoco ha variado, que todos los casos son leves o asintomáticos y que en ningún caso ha habido problemas de insuficiencia respiratoria.

Un residente en el hospital

En el caso del usuario que permanece en el hospital, el alcalde insistió en que su ingreso no está relacionado con el coronavirus, sino que se debe a sus patologías previas y que igualmente el pronóstico es favorable.

Sobre el origen del brote, que la semana pasada el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, atribuyó a alguna persona que no se había vacunado sin detallar si se trataba de un trabajador o no, el alcalde criticó que se difundiera esta información sin compartirla previamente con el consistorio. Rivas considera que se "estigmatizó" y "criminalizó" a la plantilla de la residencia y aseguró que aún no se conoce cómo entro el virus en el centro.