Rafael Pallardó introdujo en el BPA 68 millones de euros de la mafia china

Según el sumario de la Operación Emperador, este abogado realizó centenares de movimientos bancarios en ventanilla y se aprovechó de la connivencia de algún empleado

01.03.2017 00:00 h.
3 min
DNI de Rafael Pallardo y algunos de los movimientos bancarios de su cuenta / FOTOMONTAJE DE CG

Rafael Pallardó, cuyo testimonio ante la Fiscalía General andorrana fue fundamental y determinante para la detención y posterior reclusión del CEO de la Banca Privada d'Andorra (BPA), Joan Pau Miquel, “introdujo 68 millones de euros en el sistema bancario andorrano, todos ellos provenientes de la organización de Gao Ping, siendo Pallardó un mero intermediario”.

Así aparece reflejado en la documentación que obra en manos de la justicia andorrana, que fue informada a tal efecto a través de una comisión rogatoria por la Audiencia Nacional que investiga a Pallardó. Él es parte activa de la trama internacional de blanqueo de capitales que lidera el supuesto capo de la mafia china, el empresario Gao Ping.

Mucha actividad bancaria

La documentación sumarial constata centenares de movimientos bancarios ordenados por Pallardó en la cuenta a su nombre que gestionaba en la entidad andorrana. La mera observación de esos movimientos demuestra como en infinidad de casos, a continuación de cada ingreso, salía de su cuenta una cantidad similar si no idéntica.

Según la investigación judicial que se sigue en Andorra y en España, “desde el propio banco se indicaba a los clientes a dónde tenían que ir a buscar el dinero, normalmente a la oficinas de Pallardó, y era el directivo Sergi Fernández quien se ponía en contacto con él y le decía quién y qué cantidad iría a recoger. Posteriormente, desde la entidad se efectuaba una compensación entre las cuentas de los clientes quedando por tanto el importe ingresado en las cuentas de Pallardó por transferencia bancaria proveniente de una cuenta de la propia entidad”.

Imputado y delator

Pallardó, el hombre de los maletines, el blanqueador de 68 millones de la mafia china, el hombre que, a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, no recuerda si “trabajó” para Marta Ferrusola, fue el garganta profunda que delató las supuestas prácticas criminales que utilizaron el fiscal y la juez andorrana para mantener dos años en prisión a Joan Pau Miquel.

Los datos de inteligencia policial que obran en poder de Crónica Global reflejan, además, y por otro lado, que Victor Kanaikin, el hombre del capo Petrov para el blanqueo de dinero procedente de supuestas actividades mafiosas de los clanes Solnestseuskaya y Solomonskaya, introdujo también en la red financiera andorrana más de 46 millones de euros.

¿Quiere hacer un comentario?