Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miembros de la Guardia Urbana patrullan el paseo de Lluís Companys en busca de grupos de personas incumpliendo el toque de queda / PABLO MIRANZO (CG)

Alerta policial por el fin del toque de queda la medianoche del domingo

La policía espera un "fin de semana complicado" por aglomeraciones en las calles; el ocio nocturno pide "reabrir" para frenar los botellones

6 min

Alerta policial por el fin del toque de queda a las 0:00 horas del domingo. Las policías locales están en vilo por lo que se prevé como un "fin de semana complicado" por la última noche con límite de movilidad, a las 22:00 horas el sábado. Una restricción que quedará sin efecto dos horas después, ya en la medianoche del domingo se podrá a volver a circular por las calles de Cataluña

Avisa de ello Valentín Anadón, portavoz de Sicpol, el sindicato de manos de las policías locales de Cataluña. "Éramos conscientes de que había que volver a la normalidad en algún momento, por lo que las policías locales de 217 municipios nos tendremos que adaptar a la situación", admite. Anadón avanza que cada ayuntamiento organizará los operativos ante "posibles aglomeraciones" en la vía pública a partir de las 0:00 horas. "El mínimo común denominador es estar pendientes de la situación e incrementar la presencia policial dentro de las posibilidades de cada cuerpo". 

 

 

La policía espera un fin de semana complicado por aglomeraciones en las calles / CG

"Estaremos preparados"

El efectivo policial ha admitido que "estarán preparados". "Si tienes menos restricciones de movilidad sin delimitaciones territoriales, hay riesgo de concentración en la vía pública. Sin voluntad de criminalizar a nadie, podría haber acumulación de jóvenes y consumo de alcohol. En ese caso, avisaremos", ha señalado. Anadón recuerda que las ordenanzas municipales de cada localidad siguen vigentes, así como el resto de directrices del Procicat. "El 95% de la gente se comporta, pero si una minoría no lo hace, se actuará de una manera u otra", añade.

Daniel Bel, secretario general del Sindicato de Policías Locales y Cuerpo de Mossos d'Esquadra (SPLCME) lo ve diferente. Confía en que la ciudadanía "será consciente de que aún habrá restricciones sanitarias, aunque menos intensas". No prevé, pues, "grandes problemas". "Si hay concentraciones, se les avisará de las normas que siguen en vigor", opina. Cómo lo harán es algo que concretarán el "Departamento de Interior y las jefaturas de las policías locales" en las próximas horas. "A día de hoy no hay dispositivo extraordinario comunicado", ha apostillado. 

Mossos d'Esquadra y Sàmper: "Habrá despliegue"

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra ha indicado que los pormenores de los dispositivos policiales del fin de semana los comunicará el Procicat en la rueda de prensa que tendrá lugar en los próximos días. "Sí se prevé una actuación especial", ha avanzado, sin aportar más datos a la espera de que Interior cierre los flecos del dispositivo del sábado por la noche y madrugada del domingo. El Ayuntamiento de Barcelona, a su vez, ha emplazado a este medio a esperar a final de semana para conocer los detalles de las actuaciones preventivas del sábado al domingo. 

El consejero catalán de Interior, Miquel Sàmper, avisó ayer en sede parlamentaria de que se trabaja en un dispositivo especial para garantizar el cumplimiento de las órdenes autonómicas que continuarán vigentes el domingo 9 de mayo. El Govern quiere, por ejemplo, mantener el límite de personas que se pueden reunir en un total de seis de dos burbujas familiares distintas. "Libertad no es libertinaje", aseveró el político de JxCat.

Fecalon: "Habrá fiestas nocturnas incontroladas"

Preguntado por la cuestión, Fernando Martínez, secretario general de Fecalon, la patronal del ocio nocturno, valoró ayer en conversación con Crónica Global que esperan "un fin de semana de fiestas nocturnas incontroladas". El directivo hizo hincapié en que hace tan solo cuatro días, cuando regía aún el toque de queda en Cataluña, las policías "desalojaron a 1.200 personas de juergas y botellones". Ante ello, el sector se teme lo peor. "La gente joven volverá a la calle tras casi más de un año de restricciones, y lo hará en un ocio nocturno improvisado sin medidas higiénico-sanitarias ni inspecciones". 

Es por ello que desde Fecalon piden la reapertura gradual de, también, las discotecas, salas de fiesta, de conciertos y de baile en Cataluña. "Llevamos 14 meses aguantando y somos la única industria sin plan sectorial aprobado por el Procicat. Necesitamos ayudas y un horizonte claro de reapertura. Es también la hora de la desescalada para nosotros", concluyó el ejecutivo. Remarca que es la mejor alternativa para garantizar encuentros con unos mínimos de seguridad ante una pandemia que aún no ha terminado.