Menú Buscar
Los Bomberos de la Generalitat de Cataluña, actuando durante el incendio de Badalona / EFE

Los Bomberos no tenían ni agua en el incendio de Badalona

Los efectivos antiincendios de la Generalitat de Cataluña denuncian "falta de recursos" para apagar el fuego que acabó con tres muertos y treinta heridos

08.01.2019 14:15 h.
4 min

Los Bomberos de la Generalitat de Cataluña no tenían ni agua para beber en el incendio de Badalona (Barcelona). Los efectivos antiincendios han denunciado "falta de recursos" para apagar el fuego del barrio de Sant Roc del sábado, al que acudieron ocho funcionarios de los once mínimos que debe tener el parque de esta localidad. Solo se pudo completar el dispositivo porque acudieron otros tres bomberos del parque vecino de Santa Coloma de Gramenet, que dieron cobertura a sus compañeros.

Según han denunciado los sindicatos Catac, UGT, CSIF, CCOO y Cos, "si no hubo más víctimas es por su pericia y profesionalidad". Han precisado los representantes de la parte social de los Bomberos que fue el "heroico rescate" de vecinos por la parte trasera del edificio afectado lo que evitó que hubiera más víctimas mortales. Ello no es óbice para que el incendio destapara la falta de recursos del cuerpo ante las llamas. Al llegar a Badalona, los funcionarios se toparon con una "simultaneidad de acciones y salvamentos que realizar que desbordaba su capacidad de respuesta".

Barcelona dobla a los locales

Han explicado los Bomberos que la primera dotación que llegó al lugar estaba compuesta por ocho efectivos, una bomba urbana ligera, una autoescalera y una bomba urbana pesada. A este equipo se le sumaron los efectivos de Santa Coloma, que enviaron otro vehículo urbano ligero al lugar y los tres funcionarios de guardia. También acudieron al punto de la deflagración el subjefe territorial del cuerpo con un vehículo ligero, ambos procedentes de Terrassa (Barcelona).

Bomberos de Barcelona, que participaron en la extinción del incendio de Badalona / EFE

Bomberos de Barcelona, que participaron en la extinción del incendio de Badalona / EFE

El despliegue no es el ideal para un incidente mortal de estas características. Según han indicado fuentes sindicales, once bomberos de guardia es el "mínimo" que debe tener el parque de Badalona por sí mismo, sin ayuda de otros centros. El suceso fatal destapó una paradoja: trabajaron en las tareas de extinción hasta 25 Bomberos de Barcelona y siete vehículos, el doble de efectivos de los que pudo enviar el parque local, pues la instalación estaba "bajo mínimos, como ocurre a menudo".

Sin agua, aire o material

Hay más. Los sindicatos han hecho hincapié en las diferencias en las que trabajan los Bomberos de Barcelona con los de la Generalitat de Cataluña. "Desde la capital catalana llegaron con aire, agua, bebidas isotónicas, agua, médico de guardia y vehículos nuevos. Nosotros no teníamos nada de ello", han explicado. Asimismo, han añadido que los trajes de protección de los efectivos antiincendios municipales "se descontaminaban", mientras que los autonómicos "se utilizaron durante toda la guardia".

Con lo que respecta a la respuesta, los Bomberos han alertado de que llegaron siete efectivos en 20 minutos de Badalona, por diecisiete funcionarios y siete minutos de Barcelona, según la carta de servicios. "El fuego de Sant Roc ocurrió en la zona de influencia de Barcelona pero, ¿qué pasaría con un incendio en Mataró, Manresa, Girona o Tortosa (Tarragona)?", se han inquirido. Han agregado los representantes de la parte social que el despliegue del sábado para apagar el fuego "es todo lo que tiene la Región de Emergencias de Lleida, por ejemplo".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información