Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen aérea del incendio en Roses (Girona) y que quema parte de Cap de Creus / BOMBERS

Los bomberos esperan estabilizar el incendio de Roses durante la mañana

El fuego ha quemado 500 hectáreas, el 95% de ellas en el Parque Natural del Cap de Creus

4 min

Los Bomberos de la Generalitat han mostrado su optimismo en controlar el incendio que quema el bosque de la localidad de Roses, en el Alt Empordà, a lo largo de la mañana. La moderación de la tramontana y la luz del día ha permitido a las más de 40 unidades que se han desplegado por el Parque Natural del Cap de Creus luchar de forma más efectiva contra las llamas. Por ahora, se han quemado una superficie de 500 hectáreas, el 95% de ellas en zona protegida.

 

 

De hecho, a última hora de la noche ya se había controlado la cola y el flanco izquierdo del fuego, el que avanzaron de forma más lenta, a contraviento, hacia el Pic de l’Àliga y Mas dels Arbres. Dos zonas icónicas del parque natural.

Sequía del territorio

La sequía que vive el Alt Empordà desde hace semanas ha sido el caldo de cultivo ideal para el avance de las llamas. La vegetación de la mayoría del terreno es de matorrales, que prenden de forma rápida por la falta de humedad.

Incendio forestal de Roses / BOMBERS DE LA GENERALITAT
Incendio forestal de Roses / BOMBERS DE LA GENERALITAT

El cuerpo de Agentes Rurales ha iniciado una investigación para determinar los motivos del inicio del fuego. El Servicio de Emergencias recibió el primer aviso de las llamas a las 23.15 horas de la noche de este lunes. Las llamas comenzaron e una zona cercana a Mas Oliva y progresaron de forma rápida hacia la zona de Cala Montjoi.

Desalojos y una familia evacuada

Allí, 16 personas continúan confinadas en sus casas y una familia que vivía en una masía cercana a Cala Jóncols ha sido evacuada y realojada en un hotel de la localidad. También se ha advertido a las furgonetas y caravanas que pernoctaban en la zona que la abandonasen por el peligro al que se exponían.

El Ayuntamiento de Rosas ha pedido que la población restrinja al máximo la movilidad para facilitar las labores de extinción. Especialmente en la zona de Montjoi y en Cala Murta, las más cercanas al fuego.

Rachas de viento de 72 kilómetros

Los Bomberos han mostrado su optimismo respecto a cómo avanzan las tareas de extinción, sí, pero también lanzan un mensaje de moderación. Recuerdan que la situación se puede “descontrolar” en cualquier momento si el viento sopla de nuevo con fuerza. A lo largo de la noche la tramontana ha superado los 72 kilómetros por hora, según el Servei Meteorològic de Catalunya.

Mensaje de los Bomberos / BOMBERS
Mensaje de los Bomberos / BOMBERS

En las tareas de extinción colaboran también efectivos de Mossos d’Esquadra, Policía Local, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y unidades de la Asociaciones de Defensa Forestal (ADF) de la zona.

Advertencia a la población

Protección Civil ha activado el Plan Especial de Emergencia por Incendios Forestales INFOCAT en fase de Alerta por el viento. La humedad es del 30-40%, otro dato que abona el terreno a las llamas.

El incendio del Alt Emordà es el primero de una temporada que se advierte de que será complicada por la situación de sequía. Por todo ello, se pide a la población que extreme las precauciones para evitar descuidos que sean fatales para la naturaleza de la zona.