Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Así ha quedado la nave industrial incendiada en Sant Feliu de Llobregat / BOMBERS

Los bomberos dan por controlado el incendio de la nave de Sant Feliu originado hace tres días

Las dotaciones aún presentes se irán de forma escalonada para volver mañana a primera hora mientras la policía local montará guardia toda la noche

3 min

Los Bomberos de la Generalitat dan por controlado el incendio que se originó el pasado jueves​ en una nave industrial de Sant Feliu de Llobregat, en Barcelona. Tres días han tardado en extinguir todos los puntos calientes que quedaban encendidos en las instalaciones de la empresa de olores y sabores para alimentación.

Las dotaciones de bomberos que han trabajado en el incendio, 16 este último día, atacaron al fuego contundentemente desde el exterior hasta el sábado, cuando los efectivos pudieron acceder al sótano de la nave y trabajaron en apagar los focos activos a pesar de estar inundado con medio metro de agua que se había mezclado con productos químicos.

Una complicada actuación

La mezcla corrosiva del sótano ha obligado a los bomberos a turnarse en las labores de extinción, por seguridad, y ha ralentizado mucho su trabajo además de dificultar el acceso al subterráneo. A pesar de la complicación, las inspecciones del Grupo de Estructuras Colapsadas de los Bomberos de la Generalitat (Grec) han determinado que la estabilidad de la estructura no ha sufrido daño alguno.

Tampoco ha ocasionado un gran impacto medioambiental, como ha afirmado la Dirección General de Calidad Ambiental en un informe en el que aseguraba que no se habían superado los valores de referencia legislados para ningún contaminante. Los trabajadores de la empresa han podido acceder hoy a las instalaciones para entrar a la zona de vestuarios y recuperar sus objetos personales

Aún no han terminado

La previsión es que las dotaciones de los bomberos se marchen de forma escalonada del lugar para volver mañana a primera hora. La policía local de Sant Feliu será la encargada de montar guardia durante la noche para controlar que no se reactiven los focos.

El incendio se desató en una nave de la empresa Dallant situada en el polígono industrial El Pla de la localidad barcelonesa. El fuego, que comenzó por causas que se desconocen en un depósito de combustible, ha quemado unos tres mil metros cuadrados y generó una gran humareda visible desde municipios del sur del área metropolitana de Barcelona.