Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La nave de Badalona siniestrada por un incendio el pasado miércoles / EP

Los bomberos cierran la inspección de la nave de Badalona sin hallar más cadáveres

Once dotaciones del cuerpo han revisado el edificio siniestrado en los trabajo de desescombro

2 min

Los Bomberos de la Generalitat han desmontado el dispositivo de inspección en los trabajos de desescombro de la nave ocupada donde el pasado martes murieron tres personas en un incendio, sin que por el momento se hayan encontrado más cadáveres entre los restos del edificio.

Según han informado los Bomberos de la Generalitat, once dotaciones han inspeccionado la nave, mientras la empresa encargada de la demolición del edificio llevaba a cabo las tareas de desescombro, y todavía este domingo han apagado algún foco que seguía humeando.

Más revisiones

Por el momento, no se han encontrado más restos mortales entre los restos de la nave, que se calcula ocupaban más de un centenar de inmigrantes "sin papeles", aunque los Bomberos permanecerán a disposición del Ayuntamiento de Badalona para llevar a cabo próximas inspecciones, según avancen los trabajos de desescombro.

En el incendio, desatado el pasado miércoles por motivos que aún se están investigando, murieron tres inmigrantes "sin techo" y una veintena más resultaron heridos, nueve de ellos de gravedad.

Demolición

Al tratarse de un asentamiento irregular, se desconoce el número de personas que residían en la nave cuando se inició el incendio, por lo que los equipos de emergencia temían encontrar más cadáveres conforme fueran avanzando en la inspección del recinto. El Ayuntamiento de Badalona ha encargado las obras de desescombro y demolición del edificio a la empresa Obres i Serveis Roig, que empezó a ejecutar los trabajos ayer por la mañana.

El coste de los trabajos, según explicó el alcalde Xavier García Albiol, lo asumirá inicialmente el consistorio aunque subsidiariamente reclamará el importe a la propiedad, la sociedad Casa & Home Asesores e Inversores Inmobiliarios, vinculada a los jugadores de baloncesto Antonio Medianero y Xavi Fernández, que la adquirieron en 2009.