Menú Buscar
El ministro de Interior de Italia, Marco Minniti (i), junto al primer ministro transalpino, Paolo Gentiloni (d), en una imagen de archivo / EFE

El ministro del Interior italiano critica la falta de bolardos en Las Ramblas

Marco Minniti, experto en terrorismo y servicios de inteligencia, ve “sorprendente” que una furgoneta pudiera atravesar sin obstáculos la principal arteria turística de Barcelona

3 min

El ministro del Interior de Italia, Marco Minniti, ha criticado la falta de bolardos, pilonas u otros ornamentos de cemento armado en Las Ramblas de Barcelona. El político de centro izquierda se suma al debate abierto tras el atentado del jueves, y su valoración se tiene en alta consideración. El ministro más popular del Gobierno de Gentiloni es experto en terrorismo y servicios de inteligencia. De hecho, durante años estuvo implicado en operaciones especiales transalpinas.

Minniti ha declarado a la prensa de su país que “resulta sorprendente que una furgoneta pueda atravesar sin ningún obstáculo” la principal arteria turística de la capital catalana. Considera “extraño” que no se hubiera apostado por “colocar medidas de protección en uno de los lugares más masificados por ciudadanos y turistas”.

Informe del pasado diciembre

De hecho, el Ayuntamiento de Barcelona recibió, como el resto de consistorios del país, un informe que señala que “la protección de estos espacios públicos debería llevarse a cabo mediante la instalación provisional de grandes maceteros y bolardos en los accesos a los mismos que dificulten la entrada de vehículos”.

El documento fue elaborado por la comisaría general de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) tras el atentado de Berlín del 19 de diciembre de 2016.

Refuerzo de la seguridad en Italia

Minitti reconoce que “ningún Estado es inmune” frente a atentados terroristas. El ministro convocó el viernes el comité de seguridad de Italia y se decidió “intensificar el control del territorio”. El ejército transalpino continuará desplegado por el país y se situarán elementos blindados en lugares simbólicos que pueden ser objetivos, como el Coliseo o el Vaticano.

Además, los italianos colocarán bolardos, pilonas o jardineras de cemento armado en lugares muy concurridos de sus ciudades. Ya están instaladas en la archifamosa Gallería Vittorio Emanuele II de Milán y en la plaza de la catedral de la localidad.

Será la junta de seguridad local convocada para el próximo miércoles la que deberá decidir si se instalan estos elementos en Barcelona. Por ahora, el Gobierno de Ada Colau ha apostado por no implementarlos. 

Destacadas en Vida