Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miles de camioneros hacen cola en el Sur de Inglaterra cerca del Canal de la Mancha / EFE

El bloqueo fronterizo del Reino Unido deja atrapados a camioneros españoles

Casi 3.000 camiones están atrapados en la isla después de que Francia haya cerrado el paso terrestre y marítimo por la nueva cepa de coronavirus

3 min

El aislamiento del Reino Unido por parte de Francia, que ha cerrado su frontera terrestre y marítima con su vecino británico, ha dejado atrapados a transportistas españoles al otro lado del Canal de la Mancha. Así lo ha advertido la Asociación de Empresarios de Transportes, que asegura que el bloqueo “compromete la salud y la integridad física de los conductores”.

La asociación empresarial ha exigido al Gobierno de España que recurra a sus medios diplomáticos para interceder por los transportistas atrapados en el Reino Unido y que puedan regresar. “Resulta vergonzoso que todos nuestros gobernantes, españoles y europeos consientan impasibles que se pisoteen los derechos y la dignidad de ciudadanos europeos”, ha lamentado José María Arnedo Medina, presidente de la organización.

Posible desabastecimiento

Además de los transportistas afectados, el cierre fronterizo tendrá consecuencias “desastrosas” para las industrias exportadoras de alimentos perecederos, ha añadido la patronal. Pero también podrían sufrir el impacto los supermercados de toda España, porque las “ingentes cantidades” de pescado y marisco que se importan desde las pesquerías británicas, simplemente, “no van a llegar”.

Esta afectación en la cadena de suministros puede comportar “el consiguiente incremento de precios de los productos que al final se comercialicen”. Algo que, según la asociación, acabará afectando a todos los españoles a la hora de ir a comprar.

Cola de 3.000 camiones

La patronal denuncia que las “medidas unilaterales” de algunos países europeos para paralizar el transporte hacia y desde el Reino Unido “han ralentizado el paso de vehículos” y han provocado “colas kilométricas” en ambos sentidos de circulación. Algo que se añade a las "dificultades generadas por el incremento de la demanda con destino al Reino Unido”.

Estas medidas forman parte de la respuesta que han tomado varios países de Europa, pese a las directrices contrarias de la Unión Europea, para frenar el avance de una nueva cepa contagiosa de coronavirus originada en Londres. Según ha informado la BBC, más de 2.850 camiones están atrapados en Kent y esperan a poder salir de la isla, una cifra que se ha casi doblado en pocas horas por la imposibilidad de llegar al continente por el Eurotúnel ni en ferry.