Menú Buscar
Presentación del Bicing eléctrico en el Ayuntamiento de Barcelona / CG

Los cacos saquean la red eléctrica del Bicing de Barcelona

La empresa gestora de las bicicletas urbanas frena el despliegue de los vehículos con motor porque los ladrones los rapiñan

21.07.2018 00:00 h.
4 min

Los cacos saquean la red eléctrica del Bicing de Barcelona. La empresa gestora de las bicicletas urbanas de la ciudad, Clear Channel, ha frenado la introducción de vehículos con motor porque los ladrones los rapiñan.

Preguntada por la cuestión, la empresa no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio. Sí lo han hecho voces cercanas a la multinacional estadounidense. "Han paralizado la introducción de bicicletas con motor eléctrico en Barcelona porque son golosas para los ladrones. Llevan un circuito que da dinero si lo vendes en el mercado negro o como chatarra", han indicado. Las mismas voces han añadido que el Bicing planeaba poner en la calle 1.000 vehículos de estas características, pero finalmente se ha quedado en 300 por el saqueo masivo.

"Sólo un 12% de vandalismo"

Inquirida por el problema, una portavoz del Ayuntamiento de Barcelona ha matizado el problema. Ha indicado que el número de bicicletas vandalizadas se mueve en torno al 12% de un servicio que registra diariamente más de 40.000 desplazamientos. "El grueso se centra en actos menores, como el pegado de adhesivos, pintadas o grafitis. También se registran pequeñas roturas --timbre, cambios-- o, en algunos casos, daños parciales en partes como las luces, el asiento o el guardabarros. En estos casos, estos daños se pueden reparar y no implican la sustitución de la bicicleta".

Con lo que respecta a las estaciones, el vandalismo afecta al 9,35% del total del parque. ¿Cuál es la tendencia? "Se está llevando a cabo un trabajo constante de los inspectores del Bicing conjuntamente y de forma coordinada con la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra. Se han agregado seis inspectores que actúan de forma informática y preventiva respecto a los usos fraudulentos y malos usos de la bicicleta en la calle, labor que también realizan los agentes cívicos", ha aclarado. Según el segundo mayor consistorio de España, "cabe destacar que la cifra de actos vandálicos es sensiblemente inferior a las que se registran en otras grandes ciudades equiparables y con servicios similares" al Bicing. Lo que es más, con estos datos y según la misma representante, "los datos de Barcelona mantienen una reducción estable en los últimos años".

"Cifras hinchadas"

Empresas privadas competidoras también han aportado su versión, algo que Clear Channel no ha querido hacer. Desde el anonimato, las firmas han indicado que el porcentaje de vandalismo declarado por la gestora del Bicing de Barcelona "podría ser superior al real". Ello se explicaría por los extras al canon que cobraría la enseña estadounidense de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) por el porcentaje de vehículos dañados. "¿Qué es una bicicleta vandalizada? Un vehículo con una luz rota o con un freno averiado? Es muy discutible", han indicado.

Cabe recordar que Clear Channel ha perdido el concurso del Bicing 2.0, el nuevo servicio innovador y tecnológico que ha licitado el Ayuntamiento de Barcelona por 227 millones a 10 años. La multinacional mordió el polvo en el concurso frente a Cespa. No obstante, está bloqueando el traspaso a base de recursos. Primero acudió al Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP), que rechazó sus argumentos. Recientemente entró un recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). El cambio de operador debe realizarse el 1 de enero de 2019.