Menú Buscar
El beso entre el leopardo y el búfalo que circula por Internet / NATIONAL GEOGRAPHIC

El beso de un búfalo y un leopardo que enterneció a Internet

La curiosa instantánea entre depredador y presa ha tenido lugar en la reserva de Sabi Sand, en Sudáfrica

30.05.2018 09:39 h.
3 min

Podría tratarse perfectamente de una película. Un leopardo hambriento, atrapado entre una manada de 80 búfalos gigantes que observaban al milímetro cada uno de sus movimientos. Táctica, tensión, cautela. La escena lo tenía todo. Y de repente... clic, la realidad volvió a superar a la ficción una vez más. ¡Bendita madre naturaleza y sus regalos!

 

 Vídeo del beso entre leopardo y búfalo / NATIONAL GEOGRAPHIC

El acontecimiento en el que se captó esta peculiar instantánea ocurría en la reserva de caza de Sabi Sand, en Sudáfrica, cuando un joven e inexperto leopardo avistaba una gran manada de búfalos cafres esperando encontrar bocado. Lo que no pareció tener en cuenta el felino fue que los búfalos cafres son especies que alcanzan los 600 kilos de peso y que cuando actúan en manada pueden llegar a ser demasiado agresivos. Ante este inminente error, al joven leopardo no le quedó otra alternativa que resguardarse encima de la rama de un árbol, y fue entonces cuando el veterano naturalista de National Geographic Bennet Mathonsi captó la tierna imagen del beso que ha conquistado a Internet.

“Es una imagen muy inusual”

La oleada de mensajes por la fotografía de Mathonsi no ha tardado en propagarse y muchos son los expertos que han dado su opinión sobre la instantánea. “Es una imagen muy inusual” afirma Markus Hofmeyr, director de conservación y veterinario de la Great Plains Conservation Foundation en Botsuana, quién además comentó sobre el suceso: “Parecía casi como si se liberara una energía cómica para deshacerse de la tensión entre ambos”.

El hecho de que el leopardo estuviera tratando de cazar búfalos de ese tamaño es también otro de los aspectos más inusuales de estas imágenes. Así lo ha comentado la investigadora de grandes felinos, Thandiwe Mweetwa, exploradora emergente de National Geographic y bióloga de animales salvajes del Zambian Carnivore Programme. Según esta investigadora, “los leopardos suelen ser muy cautos porque son animales solitarios”, por lo que actuar de esa forma era prácticamente un acto suicida, aunque finalmente el animal saliera airoso.