Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cogollos de marihuana tratados / PEXELS

Los beneficios para la salud del CBD

Recientes estudios y recomendaciones de la OMS abren el abanico de usos del cannabis terapéutico sin THC

6 min

Se ha hablado mucho del uso medicinal del cannabis. Son muchas las investigaciones que hablan del uso terapéutico de los cannabinoides, especialmente el CBD y que han permitido la aprobación de su uso por parte de autoridades sanitarias de todo el mundo. Son un ejemplo de ello la FDA de los Estados Unidos o la Autoridad Sanitaria de Holanda.

Lo cierto es que son cada vez más las voces médicas que indican que el uso de aceites y soluciones de CBD pueden ayudar en muchísimas patologías y que recomiendan su uso para paliarlas.

Voces autorizadas

En marzo del pasado año, el Colegio Oficial de Farmacia de Barcelona presentaba un plan para que en el futuro las farmacias dispensaran cannabis con fines terapéuticos, con un informe que revelaba que son cada vez más los pacientes que recurren a productos cannabinoides para tratar enfermedades oncológicas, neurodegenerativas o de dolor crónico.

La exposición de dicho plan contaba con voces autorizadas, especialmente médicas, que alertaban de que muchos pacientes recurren a los productos medicinales derivados del cannabis sin informarse a nivel farmacéutico y sin notificarlo a los médicos. Se ponía de manifiesto que, en España, la falta de regulación queda patente y que su uso está cada vez más extendido entre personas afectadas, por ejemplo, de esclerosis múltiple, oncología o enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson; lo cual hace necesaria esta regulación.

Reconocimiento definitivo

Finalmente, a principios de este mes de diciembre, el uso terapéutico del cannabis ha recibido un espaldarazo definitivo. La ONU reconoció, en su sesión del día 2, las propiedades terapéuticas de esta planta y su resina, al retirarlas de la lista IV de la Convención sobre drogas de 1961.

Los expertos hablan de esta decisión como un primer paso para agilizar las investigaciones médicas y responde a las recomendaciones realizadas en su día por la Organización Mundial de la Salud el pasado año para eliminar al cannabis de la mencionada lista por no ser una sustancia particularmente dañina para la salud.

Uso lúdico, uso terapéutico

A diferencia del uso terapéutico, el uso lúdico de la marihuana sí está legislado en España. El artículo 368 del código penal distingue entre drogas que causan o no grave daño a la salud y es en este último grupo en el que se incluye al cannabis. Así, su consumo, posesión y cultivo no se considera delito siempre que sea para el consumo propio y no esté destinado al tráfico.

También es posible consumir cannabis en los denominados clubs, o comprarla en establecimientos o tiendas online que venden flores CBD. Lo que se oferta son los denominados “cogollos”, que son la parte de la planta que se utiliza para fumar, que han sido tratados, eliminando el THC y que sólo contienen CBD. Si no has entendido una palabra o una sola sigla, te lo explicamos a continuación.

Cuestión de alcaloides

La marihuana contiene un sinfín de compuestos químicos y el más abundante es el tetrahidrocannabinol (THC), un alcaloide que se encuentra en las flores y brotes de la planta, que es lo que se conoce como cogollo en las plantas hembra. De hecho, el hachís es la sustancia que se toma de las puntas de las plantas de marihuana hembra.

Los efectos del THC son nocivos para la salud, puesto que provocan el deterioro de la coordinación motora, ansiedad y degeneración neuronal. Se trata de un principio psicoactivo que altera el sistema nervioso central y el responsable de esa sensación de ir drogado. Es el ingrediente más presente en el cannabis y es el causante de la adicción al cannabis.

El CBD, la sustancia “buena”

Otro de los componentes del cannabis es el cannabidiol o CBD. Su característica esencial es que funciona como analgésico y antiinflamatorio sin afectar al sistema nervioso central. Muchos testimonios hablan de su efecto relajante, como el que se siente tras una meditación o una clase de yoga, así como de su efecto calmante de la ansiedad o para combatir el insomnio.

En el mercado existe una gran variedad de productos CBD que van desde aceites, hasta cogollos a los que se les ha eliminado el THC (que se pueden comprar con total normalidad en España en muchos puntos de venta). Son cada vez más consumidos gracias a sus efectos terapéuticos demostrados como acompañamiento a tratamientos de quimioterapia, ansiedad, enfermedades neurodegenerativas o enfermedades del espectro autista.
El reconocimiento de la ONU permite ahora un avance, puesto que las investigaciones sobre el CBD serán mucho más sencillas, puesto que al ser eliminadas de la lista IV de la Convención sobre drogas de 1961, ahora los laboratorios de investigación tendrán un acceso más fácil a cantidades de cannabis que permitan llevar a cabo su trabajo sobre los efectos terapéuticos del CBD o profundizar y corroborar los resultados de algunos estudios que ya hablan de estos efectos.

--

Contenido patrocinado