Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una enfermera atiende a un paciente tras una cirugía / HOSPITAL DE BELLVITGE

Bellvitge aplica un protocolo que acelera la recuperación de los pacientes tras las cirugías

El procedimiento pretende reducir el estrés postoperatorio y contribuir a que los usuarios reciban el alta más rápidamente

3 min

El Hospital de Bellvitge ha puesto en marcha el protocolo de Recuperación Mejorada tras la Cirugía (ERAS, por sus siglas en inglés). Esta solución, que persigue mejorar las condiciones de hospitalización de los pacientes tras una operación, ha permitido que unos 1.500 de ellos hayan recibido el alta más rápidamente tras una intervención, desde que comenzó a aplicarse en 2018.

En un comunicado, el centro explica que el ERAS incluye "una serie de estrategias y medidas innovadoras" que tienen el objetivo de reducir el estrés del paciente, las complicaciones que pueden surgir durante el ingreso y favorecer su recuperación funcional. En la misma línea y, como consecuencia de todo ello, acortar el tiempo de ingreso en el centro.

En proceso de expansión

Los resultados muestran el impacto satisfactorio en las rutinas hospitalarias, dado que los pacientes de urología han reducido un 64% los días de ingreso postoperatorio; los de cirugía colorrectal un 50%; los de prótesis de cadera un 42% y los de cirugía plástica un 24%. Por otra parte, los niveles de satisfacción de los usuarios con las medidas son "muy elevados".

El centro comenzó a aplicar el protocolo en 2018 en los pacientes del Servicio de Cirugía Colorrectal. Desde entonces, está en "continua expansión" y lo ha incorporado en el tratamiento de los pacientes de los servicios de Cirugía Plástica, Urología, Cirugía Torácica y en los casos de implantación de prótesis de rodilla y cadera que lleva a cabo el Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Asimismo, el centro prevé instaurar el protocolo en seis procesos quirúrgicos más en los próximos meses: cirugía pancreática; angiología y cirugía vascular. De la misma forma, se hará en la cirugía cardíaca; cirugía de raquis; cirugía maxilofacial y cirugía de cabeza y cuello.