Menú Buscar
Un grupo de trabajadores en una oficina. / CG

Becario y pobre

El número de contratos de prácticas aumentó durante la crisis, el 61% de ellos sin remuneración

4 min

Los becarios en España –los que perciben un sueldo– tendrían que cobrar casi el doble para poder cubrir sus necesidades básicas. El número de becados que cotizaron en la Seguridad Social en 2015, es decir, asalariados en prácticas profesionales, fue de 70.000, según los últimos datos del Ministerio de Empleo. Por ley, reciben un mínimo de 400 euros brutos mensuales.

Para poder sustentarse y hacer frente a los gastos, tendrían que recibir unos 700 euros al mes, según un estudio realizado por InternsGoPro, una empresa que califica las prácticas laborales en los países europeos. De hecho, según la Comisión Europea, el 70% de los becarios españoles asegura que la retribución que recibe es insuficiente para sobrevivir.

Sin sueldo

Becario es un concepto del pasado. Tanto la Administración como las empresas y universidades han adoptado el término prácticas para denominar este periodo de aprendizaje e introducción en el mundo laboral que se realiza durante los estudios o después de terminarlos.

No todos los convenios entre centros educativos y compañías o los contratos laborales de prácticas son iguales. Y no todos incluyen una retribución a cambio del trabajo. De hecho, la Comisión Europea publicó un estudio en marzo de este año que destacaba que el 61% de becarios españoles no cobra.

Regulación

“En Europa central y del norte llevan muchos años con un sistema de prácticas muy reglado; en el sur es cada vez más común hacerlas, pero no hay una política clara”, opina Joaquín Mencía, director ejecutivo de Uniplaces, un portal de alquiler de alojamiento para estudiantes internacionales.

Tanto ha crecido en España esta manera de operar que, entre 2013 y 2015, el aumento fue del 350%, de 20.000 a 70.000 becarios inscritos en la Seguridad Social. Si la ley establece algo en relación con los puestos de prácticas es que no pueden sustituir a un trabajador, fenómeno que aseguran que se incrementó durante la crisis. 

¿Intereses incompatibles?

Mencía cree que uno de los problemas principales es que las empresas quieren “a gente barata y buena, y los empleados [noveles] quieren saberlo todo y cobrar como si tuvieran 10 años de experiencia”. Esta diferencia de intereses provoca la situación actual: enlazar varios contratos de prácticas laborales una vez terminados los estudios no es un caso aislado.

Según el CEO de Uniplaces, los recién graduados son los que tienen que dar el primer paso. Dependen de si las empresas dan un empujón y ofrecen salarios más altos. Algunas compañías ya lo hacen y, en algunos casos, lo llevan al extremo. La revista Forbes ha elaborado un ranking de las prácticas mejor pagadas.

El primer lugar se lo lleva Exxon Mobil, una petrolera estadounidense que ofrece una media de casi 5.800 euros mensuales a sus becarios. Facebook ocupa la tercera posición, con pagas de 5.500 euros, seguida de Google, la cuarta, con 5.250.