Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Discoteca La Daurada, en Vilanova i la Geltrú, donde tuvo lugar la batalla campal / GOOGLE STREET VIEW

Una fiesta en Vilanova i la Geltrú termina con una batalla campal en uno de los reservados vip

La discoteca La Daurada fue escenario de un altercado entre los asistentes de la pista de baile y los que se encontraban en uno de los pisos superiores

2 min

La discoteca La Daurada de Vilanova i la Geltrú ha sido escenario de una batalla campal que se inició en uno de los reservados vip del piso superior. El altercado comenzó después de que el establecimiento apagara la música unos minutos antes de lo habitual. Este hecho habría desatado la ira de varios de los asistentes a la Sudown Party, la fiesta que se celebraba en el local el domingo por la noche y que tenía una duración aproximada de 12 horas. 

Según los testigos algunos de los asistentes comenzaron a arrojar todo tipo de objetos desde uno de los reservados situado en el primer piso de la discoteca. Una lluvia de copas, botellas, hielos, mesas y sillas cayeron sobre el resto de asistentes, que se encontraban en la pista de baile, resultando algunos de ellos heridos. 

Batalla campal

Al sentirse atacados, los clientes que estaban en la pista comenzaron a devolver los objetos a los agresores, lanzando las copas y botellas, de nuevo, hacia arriba. En pocos segundos en el interior del establecimiento tuvo lugar una auténtica batalla campal

En las imágenes difundidas a través de las redes sociales se observa al personal de seguridad de La Daurada intentando calmar los ánimos de los asistentes de la sala vip, los causantes de la trifulca.

Los vecinos piden más seguridad

No es la primera vez que La Daurada protagoniza una polémica de este estilo. En noviembre de 2021 una pelea a navajazos se saldó con dos personas ingresadas en el hospital Vall d’Hebron. Un chico fue atendido por varias incisiones, mientras que el otro se rompió la mandíbula. 

Por episodios como este, los vecinos del municipio piden que se refuerce la presencia policial en las inmediaciones de la discoteca, que genera problemas de convivencia y de seguridad.