Menú Buscar

Una embarazada atendida tras una batalla campal en L'Hospitalet

Cinco personas toman parte en una reyerta en el barrio de Pubilla Cases a plena luz del día

26.08.2019 16:55 h.
3 min

Batalla campal en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Una reyerta callejera a plena luz del día en el barrio de Pubilla Cases acabó con una mujer embarazada atendida por los vecinos y los servicios de emergencia. No obstante, no constan heridos de gravedad pese a la violencia que consignan las imágenes.

Fuentes policiales han informado del encontronazo en la calle Hierbabuena de la segunda mayor ciudad de Cataluña en número de vecinos. Voces cercanas a la pelea, a su vez, han indicado que ésta se inició sobre las 14:15 horas del domingo en el bar El Niño del Templa, situado entre los números 45 y 47 de esta zona, que linda con la localidad de Esplugues de Llobregat (Barcelona). Los mismos testigos presenciales han descrito como "observaron auténticos garrotazos" entre los participantes en la trifulca, que finalmente huyeron a toda prisa del lugar del suceso.

Disuelta a tiros

El incidente de Pubilla Cases no es el primero de gravedad con el que lidian los fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. A principios de mes, un joven fue brutalmente apaleado junto a un McDonald's en Collblanc. Los agresores golpearon a un joven hasta dejarlo inconsciente para robarle el patinete. La víctima fue trasladada al hospital en estado menos grave, según informó el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Semanas antes, en julio, los Mossos d'Esquadra tuvieron que hacer uso de sus armas reglamentarias para acabar con una pelea en el barrio de Torrassa de la segunda mayor ciudad catalana. Los agentes intervinieron después de que un grupo de jóvenes sustrajera productos de un comercio local antes de ser ahuyentados. Regresaron armados, momento en el que empezó la trifulca que los funcionarios interrumpieron con tiros al aire.

Un herido por tiroteo

También el pasado mes, una persona resultó herida como consecuencia de un tiroteo en la carretera de Collblanc de L'Hospitalet. La víctima fue trasladada al Hospital Moisès Broggi de Sant Joan Despí. Los Mossos, a su vez, abrieron una investigación por homicidio en grado de tentativa.

Precisamente, tanto toda la autonomía catalana como su capital, Barcelona, han superado ya los homicidios registrados en 2018. El repunte de este tipo delictivo y de otros, como los robos con violencia, ha llevado a la policía catalana y a la Guardia Urbana de Barcelona a tomar posiciones en las zonas con el uso más intensivo del espacio público de la ciudad, como el área de discotecas del Puerto Olímpico, donde un joven chino fue apaleado hasta la muerte en julio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información