Menú Buscar
Los senegaleses que se han concentrado hoy en la Plaza Nelson Mandela del barrio madrileño de Lavapiés han intentado agredir y obligado a refugiarse en un bar al cónsul de su país en Madrid

Batalla campal en Lavapiés por la muerte de un mantero

Decenas de senegaleses se lanzan a por el cónsul de su país tras el fallecimiento de un compatriota durante su huida de dos policías

6 min

El cónsul de Senegal en Madrid, Mouctar Belal, ha tenido que huir a la carrera del barrio de Lavapiés al ser objeto de un intento de agresión de unos 150 senegaleses concentrados en la plaza Nelson Mandela. El diplomático se ha refugiado en un bar ante la imposibilidad de acceder al coche oficial y a la espera del socorro policial.

Estos hechos son consecuencia de la muerte de un mantero en la tarde del jueves durante un control policial en el citado barrio madrileño. Mmame Mbage, senegalés de unos 35 años, murió sobre las cinco de la tarde de un paro cardíaco cuando, en teoría, intentaba escapar de dos agentes. Vendía perfumes. La policía y los sanitarios del Samur-Protección Civil trataron de reanimarlo sin éxito.

Noche larga

Tras el suceso, decenas de personas, entre las que se encontraba el compañero de Mbage, se concentraron para protestar contra la presión policial que existe en la zona contra los vendedores ambulantes. Hubo quema de contenedores y bolsas de basura a la entrada de la boca del metro. Y unos encapuchados arrancaron la señalización viaria por la noche y montaron barricadas. Actuaron los antidisturbios y los bomberos.

En el marco de este suceso, que se prolongó entre las 20.30 de la noche del jueves y la 1.30 de la madrugada del viernes, diez policías nacionales sufrieron heridas de carácter leve, y seis personas de nacionalidad española fueron detenidas, entre ellas una mujer y un menor de edad. Aprovecharon el caos para robar monitores y material de tres sucursales bancarias de la zona.

Sillas y adoquines

Esta mañana siguieron las protestas. En esta ocasión, 150 senegaleses se concentraron en la plaza Nelson Mandela desde las nueve y, cuando se percataron de la llegada del cónsul, sobre las 12.30, fueron a por él entre gritos de “asesino”, “sinvergüenza”, “justicia” y exigencias de que “dé la cara”, ya que hasta ahora no se había pronunciado. Y le tiraron agua.

Socorrido por la policía, los agentes sufrieron el lanzamiento de sillas y adoquines, por lo que dispersaron a la multitud con disparos de pelotas de goma.

El ayuntamiento se desmarca

A todo ello, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha asegurado que en el momento en el que el senegalés Mmame Mbage sufrió ayer un paro cardíaco no se estaba produciendo ni se había producido antes "ningún tipo de intervención policial frente a él o contra él".

Así lo ha garantizado Barbero en rueda de prensa, donde ha atribuido su muerte a un infarto y donde ha explicado que se ha iniciado una investigación en la que, entre otras cosas, se ha pedido la revisión de todas las cámaras que hay entre la Puerta del Sol y la calle del Oso, en el barrio de Lavapiés, donde se produjo el fallecimiento.

La Policía lo niega

En la misma línea, agentes municipales aseguran en un atestado policial que el mantero que falleció ayer en el barrio madrileño de Lavapiés no huía de un control cuando sufrió un paro cardíaco, sino que la operación contra el top manta se desarrolló con anterioridad en la Puerta del Sol, lo que contrasta con la versión de vecinos y compatriotas.

Según el relato policial, antes de las cinco de la tarde agentes municipales intervinieron en la Puerta del Sol porque varios manteros habían tirado al suelo deliberadamente a dos turistas, una de ellas francesa de avanzada edad que sufrió una brecha en la cabeza. En esta intervención fueron detenidos dos manteros y los agentes buscaron a un tercero.

Senegal: "No quedará impune"

Un representante del Consulado de Senegal ha afirmado que la muerte ayer por la tarde de un mantero senegalés por un paro cardíaco no va a quedar "impune". "No lo vamos a dejar así, vamos a seguir luchando por una causa justa, esto se va a llevar a la justicia y lo vamos a perseguir", ha apuntado durante su asistencia a una concentración en Lavapiés por la muerte del hombre.

"Somos muy solidarios entre nosotros, y cuando hay un dolor da igual conocerse o no, todos nos levantamos para compartirlo y apoyarlo", ha dicho. "Todos los senegaleses de España están sufriendo este dolor, y las asociaciones de distintos puntos del país, desde Sevilla a Barcelona, están comunicándose con nosotros", ha finalizado.