Menú Buscar
El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu (c), rodeado de periodistas a su salida de la Ciudad de la Justicia / EFE

Bartomeu se sacude las acusaciones de estafa por los columbarios

El abogado del presidente del Barça argumenta que el único anexo firmado por su representado en nada modificó las condiciones anteriores

3 min

El final del ejercicio 2016-17 está siendo muy movido para el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu. Resultados deportivos al margen, el empresario se defendió la semana pasada de la imputación derivada del caso Neymar y, ahora, ha hecho lo propio con el caso de los columbarios.

El abogado de Bartomeu, José Ángel González Franco, ha presentado el texto de defensa en el Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona. En él pide el “sobreseimiento y archivo parcial” de las actuaciones con respecto del presidente.

Una sola firma

La defensa argumenta que Bartomeu sólo firmó el segundo de los anexos del contrato original, y que este documento en nada alteró ni modificó la esencia del primero (suscrito por Sandro Rosell y Javier Faus), “por cuanto se limitó a modificar en exclusiva cuestiones financieras y, por lo demás, todas ellas en beneficio de GIEM Sports y Espai Memorial Barcelonista (propiedad de GIEM y encargada del espacio memorial)”.

En el texto, al que ha tenido acceso Crónica Global, se lee la sorpresa de la defensa ante la “exclusiva” imputación de Bartomeu, ya que fueron Rosell y Faus, entonces presidente y vicepresidente económico, quienes firmaron el contrato primigenio y el primer anexo de modificación con la compañía.

Podían resolver el contrato

El demandante, Josep Huertes, socio minoritario de GIEM Sports, acusa a Bartomeu y al Barça de firmar los contratos a pesar de tener los informes desfavorables del ayuntamiento. La defensa explica que nunca se ocultaron las resoluciones del consistorio, y desvela que era GIEM la única encargada de pedir y gestionar los permisos y licencias.

Añade que, si hubo perjuicio patrimonial (Espai Memorial Barcelonista entregó un millón de euros al Barça como aval), éste fue anterior a la firma de Bartomeu. Además, las dos partes estaban facultadas para resolver el contrato si no era posible adecuar el Espai Memorial en el Camp Nou.

Las actuaciones del Barça

Para terminar, sugiere que le correspondería al Barça emprender acciones legales contra Espai Memorial Barcelonista por uso ilegítimo y no autorizado del escudo del club en el papel membrete que soportan dichos contratos. Lo mismo sucedería en relación con el contrato de fecha 8 de mayo de 2012 firmado entre Espai y Cementiris Municipals de Barcelona por el que el segundo compró 70 columbarios al primero y que se firmó cuando aún no estaba autorizada la comercialización de los columbarios por parte del Barça.

“La querellante se ha aprovechado de la situación de debilidad del Barça y Bartomeu por el caso Neymar, para chantajear”, sentencia el texto.

Destacadas en Vida