Menú Buscar
Un quirófano del Hospital Clínic Barcelona y el logo del grupo / CG

Barnaclínic ficha al exdirector financiero de la patronal de hospitales

El brazo privado del Hospital Clínic resta importancia a la incorporación de Carlos Loran, que atribuye a un "cambio profesional"

15.10.2016 00:00 h.
3 min

Barnaclínic ficha al exdirector financiero de la patronal de hospitales privados. Carlos Loran se ha incorporado como adjunto a la dirección de la parte privada del Hospital Clínic Barcelona tras pasar casi siete años en la Unión Catalana de Hospitales (UCH) y cinco más como director financiero del Pere Virgili de Barcelona. Loran sustituye como adjunto a la dirección a Joan Jeremias Tutusaus, que se ha incorporada al equipo de la Clínica Sagrada Familia, de carácter privado.

"Se trata de un cambio puramente profesional. El anterior adjunto a la dirección encontró una posición que le gustaba y cambió de puesto", ha defendido un portavoz de Hospital Clínic Barcelona.

La llegada de Loran se produce tras la salida de Josep María Piqué de la gerencia de la empresa privada en enero. El médico fue sustituido por Josep Maria Campistol, director general del Hospital Clínic Barcelona. Campistol es el hombre que liderará la transición de la mercantil, que abandonará el complejo médico y buscará un local propio para no interferir con la actividad asistencial del centro, que es 100% pública.

"Puertas giratorias"

Preguntado por la cuestión, un miembro de la plataforma Tanquem Barnaclínic ha leído en clave menos positiva el nombramiento. "La entrada de Loran en la clínica privada hay que leerla como negativa. Es otro caso de puertas giratorias entre la sanidad pública y la privada", ha indicado el portavoz.

El activista denuncia que "bajo la excusa de retener el talento, un grupo de facultativos hace negocio privado en un hospital de la red pública como el Clínic. La permeabilidad entre sector privado y público es prueba de ello".

Sin cambios

El baile de sillas en la cúpula de Barnaclínic, que dirige la doctora Catiana Cabrer, no se produce a nivel operativo. Un portavoz del complejo médico ha señalado que el plan de revisión de la clínica privada "se está trabajando".

Cabe recordar que el propio Josep Maria Campistol manifestó en mayo que el ala privada del Clínic no cerraría, pero que se sometería a una revisión profunda, con un posible cambio de emplazamiento.

La medida es una respuesta a la fuerte oposición que ha concitado el hecho de que exista actividad médica privada en un complejo médico costeado con dinero público.