Menú Buscar
Alberto Fernández, líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, en la puerta de la casa okupada Can Vies / CG

El 52% de los barceloneses cree que Colau es permisiva con los okupas

El PP de Barcelona presenta los resultados de una encuesta de Gesop, compañía que realiza también los barómetros municipales

07.11.2017 13:59 h.
2 min

“Ya no lo dice el Fernández. Ahora también lo dice un gran porcentaje de barceloneses: Ada Colau es demasiado permisiva con las okupaciones ilegales en Barcelona”. Así de contundente se ha mostrado este martes Alberto Fernández, líder del Partido Popular en el consistorio barcelonés, en rueda de prensa.

La cita era frente a la casa okupada Can Vies, situada en el barrio de Sants. Un punto de encuentro donde el dirigente popular ha querido presentar los resultados de una encuesta elaborada por el partido y encargada a la empresa Gesop, la misma que elabora los barómetros solicitados por el Ayuntamiento de Barcelona.

Derrumbe de Can Vies

La muestra es de 400 personas, a las que se ha encuestado telefónicamente entre el 9 y el 21 de octubre de 2017 y la pregunta era solo una: “¿Considera que Ada Colau es permisiva con las okupaciones ilegales?” El 52% ha contestado que sí; el 29%, que no, y un porcentaje restante no se ha pronunciado.

“Ya basta de tanta okupación y de que Ada Colau okupe su cargo como alcaldesa”, ha dicho Fernández, tras reiterar la necesidad de que se proceda al derrumbe de Can Vies, pendiente desde el año 2010 de forma consensuada con entidades y vecinos para la reurbanización de la calle Antoni Capmany.

Oficina antiokupas

La ciudad de Barcelona, en palabras del presidente del grupo municipal del PP, suma permanentemente okupaciones ilegales de edificios públicos que, en muchos casos, son propiedades del ayuntamiento. Como ejemplo, la antigua comisaría del barrio de Gràcia o el local situado en el número 43 de la calle Robadors, en el barrio del Raval.

Fernández también ha criticado que el gobierno de Barcelona en Comú no esté poniendo en marcha lo que solicitó el PP: una oficina antiokupas para los afectados por estos allanamientos. “Hemos de desokupar Barcelona y poner freno a esta plaga”, ha sentenciado.