Menú Buscar
Lazos morados, símbolos contra la violencia machista, en un muro / EFE

Barcelona registra más de 500 llamadas a la semana por violencia machista durante el confinamiento

El Servicio de Atención, Recuperación y Acogida de la ciudad ha atendido 13 urgencias y ha acogido a seis familias en dos semanas

2 min

El Servicio de Atención, Recuperación y Acogida (SARA) del Ayuntamiento de Barcelona, especializado en violencia machista, ha atendido a 537 mujeres de media cada semana desde el inicio del confinamiento. De estas, 87 se han dirigido de manera presencial. Asimismo se incluyen las llamadas de seguimiento que se hacen de manera proactiva.

Del 16 al 31 de marzo, también se han atendido 13 urgencias, una ratio mucho menor que antes de estas fechas, cuando se atendían entre 4 y 6 urgencias al día. Asimismo se han producido seis nuevas acogidas de unidades familiares.

Refuerzo del servicio

El servicio funciona de forma presencial en horario reducido y sigue la situación de las mujeres a las que atiende de forma telemática. Además, el Ayuntamiento de Barcelona ha habilitado pisos turísticos para acogidas de urgencia --fruto de un acuerdo con el operador Apartur-- y un teléfono donde las mujeres pueden preguntar acerca de su situación laboral y familiar desde un punto de vista jurídico.

El Ayuntamiento de Barcelona ha reforzado los servicios municipales de atención víctimas de violencia machista ante la previsión de que aumenten las agresiones a mujeres durante el confinamiento por el coronavirus SARS-CoV-2. Asimismo ha elaborado unas guías con consejos para mujeres víctimas y redes vecinales ante una posible agresión.

Colaboración vecinal

Las Guías Barcelona Antimachista tienen como objetivo prevenir la violencia de género en situación de confinamiento domiciliario a partir de la experiencia de la atención a las violencias machistas. Incluye información práctica sobre las medidas de autoprotección e instrucciones de salida para mujeres que están en situación de riesgo, con algunos consejos sobre los pasos a seguir.

La concejal de Salud, Gemma Tarafa, espera que estas recomendaciones sirvan para que los vecinos también sean "ojos y orejas" ante posibles agresiones, en un momento en el que es más importante que nunca sensibilizar a la comunidad ante este tipo de violencia.