La nueva red de autobuses de Barcelona genera controversia en la zona alta

Los vecinos de Pedralbes y los comerciantes de Les Corts piden que se cambie la ruta de la línea V15 para mejorar la circulación

3 min
Vista área del barrio de Pedralbes, el más caro de Barcelona / CG
01.08.2017 23:00 h.

La nueva red de autobús octogonal de Barcelona que empezará a operar a partir del próximo otoño genera controversia en los barrios de la zona alta de la ciudad.

De sus doce nuevas líneas, una de ellas será la V15, que unirá la Marina del Port y el Monasterio de Pedralbes, con un recorrido de aproximadamente siete kilómetros.

Alargar la ruta

Los residentes de Pedralbes han reclamado al consistorio que alargue la ruta. "Tenía su última parada en el monasterio y pedimos que llegue hasta el final de la avenida Pearson", explica Lluís Sanglas, presidente de la asociación de vecinos del barrio más caro de Barcelona.

La avenida Pearson es un eje académico importante en la ciudad. Cuenta con tres universidades privadas (IESE, ESADE y CEU Abad Oliva), varios colegios e institutos de secundaria, un colegio mayor y está muy cercana al Real Club de Tenis de Barcelona. Con esta reivindicación, los vecinos valoran que el posible cambio de itinerario "daría solución a un problema histórico de esta zona con el transporte público": "Tenemos dificultades de acceso".

Imagen del centro del IESE de Barcelona / CG

Imagen del centro de estudios económicos y empresariales IESE de Barcelona / CG

También en Sants-Les Corts

No están solos en esta petición. Los comerciantes del eje Sants-Les Corts tampoco están de acuerdo con el recorrido diseñado por el consistorio.

Como está definido, el autobús trascurre por la calle Joan Güell, una vía que es de un único sentido de circulación. "Colapsará el tráfico con facilidad", explican fuentes de la Asociación de Comerciantes del eje Sants-Les Corts a Crónica Global.

Las nuevas líneas diseñadas por el consistorio barcelonés utilizarán autobuses articulados, un hecho que "agravará más la situación porque la calle es muy estrecha".

Deficiencias en el recorrido

La entidad ve más deficiencias en el recorrido. El trayecto tiene previsto realizar varias paradas cerca de la vía del Tram que discurre entre la avenida Diagonal y la carretera de Sants. Una zona donde hay varios colegios y "muchos comercios necesitan espacio para carga y descarga", indican las mismas fuentes.

Vecinos y comerciantes han trasladado ya sus recomendaciones a la Guardia Urbana y al departamento de Movilidad, que dirige la común y también presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Mercedes Vidal, para que estudien un cambio de itinerario y que se cumpla con sus recomendaciones. Ahora, la pelota está en el tejado del consistorio.

¿Quiere hacer un comentario?