Menú Buscar
Imagen de la playa de la Barceloneta el miércoles por la mañana, primer día que el Ayuntamiento permite el acceso a los arenales / CCMA

El polémico vídeo del primer día de acceso a las playas de Barcelona

Aglomeración en la Barceloneta horas después de que el ayuntamiento permita el acceso a los arenales "para pasear y no tomar el sol ni bañarse"

3 min

Aglomeraciones. Las playas de Barcelona están viendo una muchedumbre de vecinos de la ciudad hoy miércoles, 20 de mayo, primer día en el que el ayuntamiento permite el acceso a los arenales para "pasear y no tomar el sol ni bañarse".

Miles de bañistas se han apiñado en la playa de la Barceloneta, que se colocó en la diana el lunes por su gimnasio al aire libre --hoy precintado--, para disfrutar de unos minutos al sol o incluso de baño. Ello contraviene de forma explícita la autorización del gobierno municipal, que permite pasear en la arena desde hoy, pero no tomar el sol en la misma ni tampoco adentrarse en el agua. Lo ha recordado la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, el miércoles por la mañana.

'Pasan' de Colau

Muchos barceloneses --en realidad, solo pueden ir a la playa quienes viven a menos de un kilómetro del litoral-- ha hecho caso omiso de las instrucciones de Colau. En la Barceloneta, por ejemplo, miles de personas han bajado a la arena a tomar el sol o incluso a remojarse, pese a que las órdenes del ayuntamiento son claras en este sentido. Huelga decir que la distancia de seguridad entre personas no se ha cumplido en muchos casos.

Ello no ha pasado desapercibido en las redes sociales, que han hecho sorna de la supuesta actitud cívica de los catalanes respecto al resto de españoles. El expresidente de Sociedad Civil Catalana, el empresario Josep Ramon Bosch, ha ironizado --"pijos madrileños han ocupado las playas catalanas para protestar contra el Gobierno"--, en referencia a las críticas de algunos independentistas a las manifestaciones contra el Ejecutivo que se producen en el barrio de Salamanca de Madrid.

Instrucciones cambiantes

En defensa de los ciudadanos cabe recordar que el Ayuntamiento de Barcelona no dio tampoco órdenes demasiado claras. En un principio, el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, anunció ayer martes que los arenales de la Ciudad Condal se reabrirían hoy para que los vecinos disfrutaran de ellos. Horas después, el gobierno municipal dio marcha atrás y subrayó que quedaban prohibidos el baño y tomar el sol.

Cabe recordar que Barcelona y su área metropolitana se encuentran aún en fase 0 avanzada, esto es, con una restricción total de movilidad salvo para salir a trabajar, desplazamientos esenciales y paseos y deporte en determinas franjas del día. Es en este último supuesto en el que se enmarca el permiso de acceder a la playa: para pasear o ejercitarse. En ningún caso se permite -aún-- tomar el sol o adentrarse en el agua. Ello queda para fases posteriores.