Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

La policía se incauta en Barcelona del mayor alijo de drogas sintéticas en la historia de España

Policía Nacional y Guardia Civil desmantelan una organización criminal con dos laboratorios que producían los estupefacientes para distribuirlos por la zona del mediterráneo

7 min

Golpe al narcotráfico en Barcelona: la policía se ha incautado del mayor alijo de drogas sintéticas en la historia de España. Efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han desarticulado una organización criminal que producía anfetamina, MDMA, metanfetamina y la conocida como cocaína rosa en dos laboratorios de la capital catalana.

Despliegue de Policía Nacional durante la incautación del alijo / INTERIOR
Despliegue de Policía Nacional durante la incautación del alijo / INTERIOR

Con la droga que fabricaba, la organización abastecía la zona del mediterráneo español (Andalucía, Baleares, Valencia y Cataluña), donde disponía de redes para su distribución. La operación, bautizada como Latrans-Girasol-Muhlberg, se ha saldado con la detención de 11 personas, incluido el jefe de la organización, y el decomiso de 827.000 pastillas de MDMA, 76 kilos de sulfato de anfetamina, 39,5 kilogramos de cristal, 217 litros de anfetamina líquida, 310 kilogramos de hachís, 89 kilogramos de marihuana, 2.000 dosis de LSD y 1,65 kilogramos de cocaína rosa. 

Segundo mayor decomiso de éxtasis en Europa

Según ha detallado la policía, la banda era la de mayor potencial en la elaboración y tráfico de drogas sintéticas en la historia del narcotráfico de España. Además, solo la aprehensión de éxtasis con esta investigación, supone la segunda más grande de Europa de las últimas dos décadas. Los arrestados, de nacionalidades neerlandesa, española, rumana, colombiana e italiana, están acusados de delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y tenencia ilícita de armas. Ocho de ellos ya han ingresado en prisión.

Efectivos de la Guardia Civil durante la operación / INTERIOR
Efectivos de la Guardia Civil durante la operación / INTERIOR

La banda se había instalado en Barcelona, "donde tenía su sede central de operaciones": dos laboratorios donde fabricaban los estupefacientes. En la ciudad también almacenaban la droga que recibían de Países Bajos. Como pago por la misma, enviaban grandes cantidades de marihuana y hachís que transportaban en coches, camufladas en el doble fondo de transformadores eléctricos manipulados.

Producción de la droga en dos laboratorios de Barcelona

Una vez entregada la mercancía en los Países Bajos, aprovechaban los mismos transformadores para transportar las sustancias sintéticas hasta España. El siguiente paso era procesarla. Para ello, los cocineros --expertos en químicos--, disponían de los dos laboratorios de Barcelona para, una vez elaborada, su posterior distribución por la Península y Baleares.

El operativo se ha dividido en tres fases. La primera, con la desarticulación de los dos laboratorios en la capital catalana el pasado octubre. Allí los agentes arrestaron a tres integrantes de la banda y se incautaron de 174.000 pastillas de MDMA, 40 kilogramos de sulfato de anfetamina (speed), así como 25 litros de anfetamina líquida mezclada con precursor, y otros 18 kilos de sustancia de corte como lidocaína y cafeína.

La intervención de los laboratorios llevó a los agentes a la siguiente fase: acabar con el sistema de distribución de droga a Países Bajos. Tras descubrir que la cúpula de la organización planeaba un envío desde Málaga, la Guardia Civil monitorizó la ruta del camión hasta la frontera francesa en Irún, donde montó un dispositivo de inspección y se incautó de 310 kilos de hachís y otros 89 de marihuana envasada al vacío, ocultos entre la carga.

Operación para desmantelar la organización de tráfico de drogas sintéticas en Barcelona / INTERIOR
Operación para desmantelar la organización de tráfico de drogas sintéticas en Barcelona / INTERIOR

Almacén de sustancias sintéticas

El golpe final a la banda se produjo a finales de noviembre, con 10 registros en Málaga, Barcelona e Ibiza. Así arrestaron a otros nueve individuos: el escalafón intermedio de la organización, y al máximo responsable, un ciudadano neerlandés.

En esta última fase, los efectivos de seguridad también desmantelaron el almacén principal de la organización en Barcelona, donde intervinieron 651.000 pastillas de MDMA (éxtasis), 35,242 kilos de sulfato de anfetamina (speed), 2.000 dosis de LSD (Dieltilamida Ácida Lisérgico), 39,5 kilos de cristal (metanfetamina), 180 litros de anfetamina líquida de gran pureza, y 1,3 kilos de sustancia de corte (lidocaína, cafeína, levamisol).

Golpe al narcotráfico

Una operación que supone el mayor golpe a una organización dedicada a la fabricación y tráfico de drogas sintéticas en la historia del narcotráfico en España, según han detallado ambos cuerpos. También uno de los entramados más activos en el conjunto de Europa.

En el dispositivo han participado agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona; de la Unidad Central Operativa (UCO) en Málaga, del Grupo I de la Sección de Estupefacientes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Cataluña, y de la Sección de Estupefacientes de la Comisaría General de Policía Judicial de la Policía Nacional, todos bajo la coordinación del CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y Crimen Organizado).