Menú Buscar
Gerardo Pisarello, segundo teniente de Alcalde de Barcelona, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona invertirá 37 millones en fomentar la ocupación

Pisarello anuncia un plan municipal que contará con una oficina con servicio de empleo de proximidad a finales de año en Nou Barris

10.02.2017 11:27 h.
4 min

La precariedad y la exclusión social son dos de las principales preocupaciones de los barceloneses. Con este mensaje ha iniciado la rueda de prensa este viernes el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, que ha presentado el Plan de Actuación para la Ocupación 2017.

“Hoy hace cinco años de la última reforma laboral del PP, responsable de manera directa de la precarización laboral”, ha dicho tras añadir que las consecuencias son unos derechos básicos más débiles, una disminución de los sueldos y un crecimiento de la temporalidad en los contratos. En Barcelona, según el consistorio, el 40% de los puestos de trabajo son de menos de un mes y la brecha salarial entre hombres y mujeres es de un 25%.

Colectivos vulnerables

Para combatirlo, Pisarello ha anunciado la inversión de 37 millones de euros para fomentar la ocupación de calidad en la ciudad, poniendo atención en los colectivos más vulnerables y en las personas con necesidades específicas como las mujeres, los jóvenes o mayores de 45 años en situación de paro de larga duración, además de inmigrantes, personas con bajo nivel de formación o en dificultades para acceder al mercado laboral.

“No podemos esperar que esta gente venga al ayuntamiento a contarnos su situación. Bajaremos a los territorios, iremos a los barrios a buscarles y les acompañaremos en su integración sociolaboral” ha informado el primer teniente de alcalde. A finales de este año, Barcelona abrirá la primera oficina para ofrecer un servicio de proximidad. Estará en Can Peguera (Nou Barris) y será una prueba piloto para poder extender el modelo a otros puntos del territorio.

Otras partidas económicas que el consistorio destinará a través de Barcelona Activa durante este año serán para servicios de información, orientación y acompañamiento en la ocupación –829.289 euros--; acciones de formación --2.339.698 euros--; proyectos integrales de ocupación con contratación --13.555.734 euros--; BCN se compromete --1.200.000 euros--; medidas del Plan de Acción para la Ocupación Juvenil --8.900.000-- y medidas vinculadas a otros planes de actuación como el Plan LGTBI, Plan ABITS o Plan de Salud Mental, entre otros --6.991.493 euros--.

Menos paro, peores condiciones

Barcelona ha cerrado 2016 con 1.061.171 personas afiliadas a la Seguridad Social, 33.716 más que en 2015, lo que indica un descenso del paro y el registro más alto de ocupación desde 2008. Sin embargo, las condiciones laborales han empeorado, lo que se traduce en una reducción de los sueldos, una elevada rotación y temporalidad, un incremento de la jornada parcial y una brecha salarial del 25% entre mujeres y hombres.

El número de contratos firmados en la capital catalana en 2016 fue de 1.033.074, de los cuales el 86% son temporales. Actualmente, además, cuatro de cada diez personas en paro lo están desde hace más de un año, o sean son de larga duración, mientras que el 25% de los parados lleva más de dos años buscando empleo.