Menú Buscar
Barcelona se preparó para la Segunda Guerra Mundial con refugios antiaéreos / PIXABAY

Barcelona se preparó para la Segunda Guerra Mundial

Una investigación del Servicio de Arqueología descubre los refugios que el franquismo construyó en la ciudad

María Díaz
06.09.2019 12:44 h.
3 min

Una investigación ha permitido localizar y documentar refugios antiaéreos franquistas. Este tipo de espacios pensados para proteger a la población civil en caso de bombardeo aéreo, se empezaron a construir durante la Guerra Civil Española (1936/1939). Ahora se sabe que el régimen franquista continuó con el proyecto en previsión de lo que aconteciera en la Segunda Guerra Mundial (1939/1945).

En colaboración con el arqueólogo especialista en la Guerra Civil Jordi Ramos, el Servicio de Arqueología de Barcelona ha identificado múltiples documentos que atestiguan la existencia de "refugios antiaéreos franquistas, construidos a partir del modelo republicano, que dan una nueva perspectiva de la militarización del régimen franquista de la posguerra", explican desde el Ayuntamiento de Barcelona.

Puntos azules

Uno de los documentos de mayor relevancia histórica encontrados  es un plano de Barcelona datado a finales de la década de 1930 que muestra una ciudad repleta de puntos azules. Es la señalización de los refugios antiaéreos. ¿Pero qué pasó con todos ellos? La investigación liderada por el equipo municipal arqueológico también ha encontrado la respuesta a esta pregunta.

Según sus indagaciones, "a través del hallazgo de facturas y otros documentos, se ha podido saber que el régimen franquista pagó a empresas constructoras para que taparan los accesos y los túneles de muchos refugios antiaéreos, con la intención de recuperar en un futuro aquellos que fueran más adecuados para la defensa pasiva".

Por descubrir

Al parecer, los elevados costes de ejecución de las obras supusieron que, la mayoría de los refugios, quedaran bloqueados y nunca hayan sido descubiertos. "Estos documentos han sido una importante fuente de información para localizar refugios antiaéreos, puesto que los diferentes registros y archivos muestran un escenario complejo y difícil de interpretar", explican desde el consistorio.

La investigación ha concluido que Barcelona se preparó para la Segunda Guerra Mundial y que existen refugios antiaéreos documentados que no han aparecido. La Carta Arqueológica de Barcelona cuenta con un total de 1.273, una cifra que contrasta con los datos recopilados por el Servicio municipal. "El inventario que se elaboró en 1962 recoge 153 refugios con una nueva numeración que no coincide con la anterior", aseguran desde el Ayuntamiento.