Menú Buscar
Imagen de una terraza en la Rambla Cataluña de Barcelona ciudad / EFE

Madrid y Barcelona entra mañana en fase 1: ¿qué podrás hacer?

Vuelven las visitas a amigos y familiares, el permiso de ir a segundas residencias y las esperadas terrazas de bares y restaurantes

8 min

Madrid y Barcelona entrarán mañana lunes, 25 de mayo, en la fase 1 de la desescalada. La capital y la Ciudad Condal se sumarán así al resto de territorios que ya dejaron atrás la reclusión total. De hecho, el 53% de la población española vivirá en este nivel de apertura en apenas 24 horas. El resto de autonomías y provincias entrarán en la fase 2 del desconfinamiento, en la senda hacia la llamada nueva normalidad.

De acuerdo a la hoja de ruta que lleva este nombre, el Plan Ministerial hacia la Nueva Normalidad, los vecinos de la capital catalana y el área metropolitana gozarán de más libertad de movimientos de la que han disfrutado en los últimos 71 días debido al encierro obligado por el estado de alarma contra la pandemia del virus SARS-CoV-2. Entre las actividades que los barceloneses y vecinos de ciudades metropolitanas podrán hacer destacan las visitas --con limitaciones-- a amigos y familiares; el acceso a segundas residencias y el disfrute de las terrazas de bares y restaurantes.

Encuentros de hasta 10 personas

Una de las grandes novedades de este estadio de apertura hacia la recuperación son las reuniones de un máximo de 10 personas tanto en casa como en la calle. El Ministerio de Sanidad pide, no obstante, respetar la distancia de seguridad de dos metros en todos los casos. Si ello no fuera posible por falta de espacio, se recomienda extremar las medidas de higiene, como el lavado de manos. ¿Hasta dónde se podrá viajar para ver a los seres queridos? El límite lo marca la región sanitaria y las residencias de ancianos, que continúan cerradas a las visitas. Y sí, siguen en vigor las franjas para salir a la calle para cada grupo de edad.

El Ayuntamiento y la Generalitat trataron de unificar las regiones sanitarias de Barcelona ciudad, el área metropolitana norte y la sur, pero ello deberá esperar unos días. Por este motivo, la movilidad entre estas zonas está aún restringida a los movimientos esenciales y laborales. La movilidad se establece pues para el propio municipio y los colindantes [ver regiones sanitarias de Barcelona aqui]. ¿Y la segundas residencias? Se permite acudir a las mismas, siempre que se encuentren en la misma provincia.

Hoteles, bares y restaurantes

En la fase 1, a la que accede mañana lunes el 70% de la población catalana --que vive en un 9% del territorio-- marca también la reapertura de bares, restaurantes y hoteles. No obstante y como es lógico, habrá fuertes restricciones para evitar el contagio comunitario del virus. Los alojamientos turísticos reabrirán salvo por sus zonas comunes, que quedarán cerradas hasta la fase 2. No obstante, a partir del lunes, todos los catalanes pueden pernoctar en hoteles, por ejemplo.

¿Y los bares y restaurantes? Si hasta ahora se limitaba su operativa a la comida para llevar, en el nuevo nivel de desescalada se permite la apertura, también, de sus terrazas. Regirá en los veladores una restricción del 50% del aforo. Debe haber, según Sanidad, una zona para personas mayores y una distancia de al menos dos metros entre mesas. Esta norma se aplica también a las terrazas de los hoteles. A los clientes se les pide priorizar el pago con tarjeta para evitar contacto entre manos. A los restauradores, evitar que se junten más de 10 personas en torno a una mesa o agrupación; desinfectar y limpiar entre servicios; usar geles desinfectantes y mantelerías de un solo uso.

Tiendas abiertas sin cita previa

El pequeño comercio también gana oxígeno tras 71 días de obediente reclusión para evitar el contagio con el coronavirus. Los establecimientos comerciales de menos 400 metros cuadrados ya abrieron el pasado 4 de mayo, aunque con cita previa. A partir de mañana lo podrán hacer sin este requisito, priorizando siempre un horario para la gente mayor. Los comercios de más de 400 metros cuadrados, siempre que no sean centros comerciales, deberán imponer restricciones de aforo del 30% y distancias mínimas de dos metros entre clientes. Se puede comprar en locales situados en centros comerciales si tienen acceso independiente desde la calle. Los centros comerciales como tales deberán esperar a la fase 2.

Los comerciantes podrán ofrecer rebajas. A su vez, vuelven los mercados al aire libre --con autorización municipal-- o mercadillos, aunque con un aforo limitado del 30% y con el 25% de puestos habituales. También se ponen en marcha concesionarios de coches, estaciones de ITV --cabe recordar que la fecha de vencimiento de la ITV se ha prorrogado--, centros de jardinería y viveros, aunque en este caso se les pide que utilicen la cita previa si es posible.

Vuelven los teatros

En el capítulo cultural, Barcelona y su conurbación también se reactivará mañana. La entrada en fase 1 autoriza a la reapertura de teatros, aunque con un aforo limitado a 30 personas (los interiores) y 200 espectadores (los exteriores). Los museos también pueden reabrir, aunque su aforo se limita a entre el 30% y el 50%. También empiezan a rodar de nuevo las bibliotecas, aunque se acota su apertura al alquiler y devolución de libros. ¿Y el deporte? Los gimnasios no reabrirán para la población general. Para ello habrá que esperar a la fase 2. Sí se permite acudir a los centros deportivos con cita previa y de forma individual, o hacer deporte al aire libre con un máximo de 9 acompañantes. En el terreno del cine, vuelven los rodajes, pero las salas no abrirán puertas hasta el nuevo cambio de fase.

En materia educativa, reabren colegios y universidades, pero solo para su desinfección y puesta a punto. Sí regresan los laboratorios y centros de investigación y los congresos y reuniones físicas, aunque con fuerte protección: un máximo de asistentes de 30 delegados y separación de dos metros entre ellos.  Con lo que respecta a religión y culto, iglesias y otros templos religiosos podrán dar servicio a sus fieles con el aforo limitado al 30%. En esta fase vuelven también las velas de difuntos, aunque con restricciones de 10 asistentes en espacios cerrados y de 15 en los abiertos. Los cortejos fúnebres para la cremación se limitan a 15 personas.

En todos los casos, las autoridades sanitarias piden extremar la higiene de manos; mantener la distancia de seguridad y llevar mascarilla protectora en la calle si el distanciamiento social no es posible.

Destacadas en Vida