Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Batlle, teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona / EP

Barcelona, desbordada por los okupas, pide "instrumentos legales" para combatirlos

Albert Batlle reclama cambios normativos para "actuar con más eficacia" frente a las invasiones de viviendas

4 min

El Ayuntamiento de Barcelona lanza un grito de auxilio para combatir las okupaciones en la ciuda. El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha reclamado "instrumentos legales" para abordar los allanamientos en la capital, que se han disparado durante los últimos tiempos.

El concejal ha advertido de que se necesita más celeridad para combatir este fenómeno, sobre todo en aquellos casos vinculados al tráfico de drogas, como los narcopisos. Pero Batlle también ha vinculado el crecimiento de pisos invadidos con "la emergencia social, económica y sanitaria" provocada por la pandemia del coronavirus, desmintiendo que todas ellas se deban a la delincuencia común.

"Actuar con más eficacia"

"La policía hace su labor, pero también necesita instrumentos legales que permitan actuar con más eficacia de lo que se hace actualmente", ha señalado Batlle en rueda de prensa.

Sin embargo, la Generalitat va en dirección contraria a la petición formulada por el cargo público. El decreto sobre viviendas vacías del Govern ha terminado en el Tribunal Constitucional por posibles vulneraciones del derecho a la propiedad. Algunas voces señalan que podría favorecer incluso las okupaciones, con lo que agravaría un problema que afecta a cada vez más propietarios en la comunidad.

Barcelona, paraíso okupa

Cataluña es la comunidad autónoma con mayor número de demandas por okupaciones ilegales. Y su capital, Barcelona, se corona como una de las metrópolis españolas con más denuncias por allanamientos de morada.

La Ciudad Condal es uno de los objetivos predilectos por las mafias, que fijan su atención en barrios vulnerables con escaso control policial. Muchos de los asaltos se realizan a pleno luz del día, como un reciente caso vivido en una finca de La Barceloneta. Ante la inacción de las fuerzas del orden, en ocasiones son los propios vecinos quienes se enfrentan directamente con los delincuentes, como la rebelión vecinal vivida en mayo en Trinitat Vella.

 

 

Los okupas revientan la cerradura en un piso de La Barceloneta / TWITTER

Mafias muy bien organizadas

Muchas invasiones de viviendas se perpetran bajo el paraguas de mafias muy bien organizadas que cuentan con miembros especializados. Así, un operativo conjunto de Mossos d'Esquadra y Policía Nacional desarticuló a principios de agosto a una banda de ladrones-okupas que acumulaban 112 antecedentes.

 

 

Un piso okupado en la Zona Franca / CRÓNIGA GLOBAL

Pese a todo, muchos episodios no se saldan con la intervención de la policía, sino con un pago en metálico a los delincuentes para recuperar la propiedad arrebatada. El dueño de un piso en la Zona Franca tuvo que entregar 10.000 euros a la organización criminal para que evacuase su casa.