Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
De izquierda a derecha: Gerard Esteva, Manuel Ibern, Maite Fados y Rafel Niubó en un acto de Barcelona Futur / CG (Aleix Mercader)

Barcelona debería invertir 200 millones más en deporte para alcanzar a Madrid

La plataforma Barcelona Futur reflexiona sobre el modelo deportivo en la capital catalana tras el hiato del Covid y el desencanto de las olimpiadas de invierno

4 min

¿Qué necesita Barcelona para moverse más? Más presupuesto. El debate sobre el modelo deportivo en la Ciudad Condal ha centrado el último coloquio organizado por la plataforma Barcelona Futur, que dirige Gerard Esteva, y en el que han participado Maite Fandos, exconcejal de Deportes, Manuel Ibern, exgerente del Instituto de Deportes de Barcelona, y Rafael Niubó, gestor deportivo y ex secretario general del Deporte.

Todos ellos han reclamado mayor esfuerzo presupuestario con el deporte en un contexto marcado por la gestión post-pandémica y la decepción por la perdida de las olimpiadas de invierno. Niubó lo ha ilustrado con estos datos: "El Ayuntamiento de Barcelona tiene un presupuesto de 2.500 millones de euros y gasta 24 millones en deportes. El de Madrid tiene un presupuesto de 5.800 millones y gasta en deportes 230".

Alerta por la inflación

"Estamos en la miseria", ha apostillado. Más allá de estas cifras, los tres ponentes han exigido elevar al menos hasta los 100 millones e incluso más la asignación para actividades deportivas, tanto a nivel federado como lúdico, con luces largas. Todo ello sin perder de vista que la inflación también amenaza a los clubes.

Tras el bienio del Covid se han recuperado buena parte de los socios perdidos, "si baja el consumo también bajará el consumo del deporte", ha advertido Ibern. En este contexto se ha llamado a potenciar la gestión cívica y defender el modelo concesional para evitar la especulación con algunos activos deportivos de la urbe.

Debate organizado por Barcelona Futur sobre el modelo deportivo en la capital catalana / BARCELONA FUTUR
Debate organizado por Barcelona Futur sobre el modelo deportivo en la capital catalana / BARCELONA FUTUR

Más pabellones

Por otro lado, han señalado el déficit de infraestructuras como otra asignatura pendiente en la metrópolis. “Barcelona tiene hambre de nuevas instalaciones. Necesitamos una oferta polideportiva porque en estos momentos la demanda no satisface las necesidades del deporte federado”, ha afirmado Ibern.

Fandos ha apuntado la urgencia de construir nuevos pabellones con un enfoque multidisciplinar, como el que se proyecta en la calle Lleida cuyas obras empezarán en 2024. Ibern ha sido más concreto y ha afirmado que la urbe necesita 16 activos de este tipo. La exconcejal también ha apuntado que la cobertura de las rondas "debe permitir ubicar equipamientos" y ha propuesto culminar el proyecto deportivo en la nonata plataforma del zoo marino.

Proyección mundial

En el debate también se ha reflexionado sobre la proyección internacional de la ciudad en grandes certámenes deportivos, tras el desbaratamiento de la candidatura olímpica a los juegos de invierno de 2030.

"Cuando lo has organizado todo se hace difícil pensar que eres irrelevante. Tenemos suficientes cartas ganadoras para convertirnos en capital de referencia. La internacionalidad pasa por una alta concentración de organismos que den un núcleo de importancia a la ciudad", ha afirmado Niubó.

Falta liderazgo

Más allá de la concentración de sedes globales y de captación de eventos --el caso de la Copa América de Vela demuestra que la ciudad ha perdido reflejos--, también hace falta una dirección clara.

"Barcelona ha perdido empuje, lo dicen los ránkings. Fue una lástima que el actual ayuntamiento no quisiera liderar los juegos desde Barcelona. No hubiera tanto conflicto, pero no se quizo hacer. Ha faltado liderazgo de la alcaldesa", ha lamentado Fandos.