Menú Buscar
Gerardo Pisarello y Ada Colau, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona, contra el monocultivo turístico

El ayuntamiento presenta un plan para asegurar el relevo de 80 comercios históricos de Ciutat Vella para evitar su cierre

Redacción
2 min

Objetivo: combatir el monocultivo turístico, la gentrificación y la precariedad laboral. Sobre todo en el distrito barcelonés de Ciutat Vella, el que más población original ha perdido. Para lograrlo, el Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este lunes el primer Plan de Desarrollo Económico de Distrito 2016-2011.

Promovido por Barcelona Activa y con un presupuesto de 1,25 millones de euros en total, la solución se realizará en cinco distritos más de la ciudad y promoverá el comercio de proximidad, la sostenibilidad del turismo, la economía solidaria y cooperativa y la creación y dignificación del empleo.

Mantener comercios históricos

Tras reunirse con los actores socioeconómicos y detectar sus necesidades, el consistorio plantea evitar el cierre de 80 comercios históricos que no tienen relevo generacional, generando puestos de trabajo y transmitiendo el conocimiento del oficio.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha explicado en rueda de prensa que promoverán la diversificación productiva evitando “nuevas burbujas” y monocultivos económicos y generarán empleo para que el turismo suponga una riqueza para los vecinos.

Hasta 50 proyectos de emprendeduría están incluidos en el plan, además de la elaboración de un catálogo de proveedores --para que el comercio de proximidad sea proveedor de los gremios del distrito--, inspecciones en el sector turístico y que los vecinos puedan decidir a qué proyectos se destina lo recaudado con la tasa turística.