Menú Buscar
Panorámica de la Casa de les Punxes de Barcelona / FERRAN NADEU - WIKIMEDIA COMMONS

¿Dónde comer disfrutando del modernismo en Barcelona?

La Ciudad Condal esconde diferentes enclaves en los que la gastronomía y la arquitectura se fusionan

5 min

Uno de los mayores atractivos turísticos de Barcelona es su arquitectura modernista. Desde la Sagrada Familia a la Casa Vincens y la Casa Batlló, pasando por el Park Güell, la urbe está impregnada de este interesante movimiento artístico, en parte gracias a Antoni Gaudí, que diseñó muchos de los edificios modernistas más emblemáticos, imbuyendo de este modo a la ciudad de su arte.

Pero, ¿y si además de visitar y maravillarse con estos edificios se pudiera disfrutar de la gastronomía? Sería uno de los paseos más completos que dar por la capital catalana. Por eso, aquí va una lista de los mejores lugares donde comer en Barcelona, eso sí, contemplando unas buenas vistas al modernismo.

Sagrada Familia

Degustar manjares con vistas a la Sagrada Familia --catedral modernista y obra cumbre de Antoni Gaudí-- es relativamente sencillo, aunque la zona más turística de Barcelona se ha llenado también de establecimientos que nada tienen que ver con la gastronomía catalana o similar. En su lugar, se pueden encontrar cadenas de cafeterías y restaurantes de comida rápida estadounidenses, con un precio bastante económico por comer contemplando uno de los monumentos más importantes de España.

Sin embargo, el objeto de esta selección es recomendar algunos lugares donde degustar buena comida cerca de estos monumentos. Por eso, si el visitante se aleja un poco, puede encontrar el restaurante de Dani Lechuga, uno de los templos de la carne de la capital catalana que lleva más de 13 años sirviendo cortes de la mejor calidad. 

Barrio del Eixample

Continuando la ruta, el barrio del Eixample es el que tiene una mayor concentración de edificios modernistas de la ciudad. Esto supone que se pueden encontrar grandes lugares para pasear y descubrir la arquitectura del paseo de Gracia o los aledaños de la plaza Cataluña.

En este caso, al ser un recorrido mucho más amplio, existe una amplia oferta de lugares en la zona donde disfrutar de la gastronomía. Por ejemplo, el restaurante Boca Grande, que sirve todo tipo de carnes, pescados, raciones y postres caseros muy cerca de La Pedrera (Casa Milà). O la barra japonesa de sushi del Toyo, a escasos 300 metros de la Casa de les Punxes.

Casa Fuster

Aunque si lo que se busca es comer en un establecimiento de arquitectura modernista como tal, la mejor opción es hacerlo en la Casa Fuster. Este emblemático edificio se conserva a la perfección y desde su restauración --en el año 2000-- se ha convertido en uno de los hoteles de 5 estrellas gran lujo más importantes de la Ciudad Condal.

En su interior se puede disfrutar de la obra de su creador, Domènech i Montaner, y de su excelente gastronomía. Comida mediterránea de alto nivel en el restaurante, una terraza en la azotea desde la que disfrutar de las mejores vistas del barrio modernista de Barcelona, un Jazz Club donde se programan conciertos y el Café Vienés, el lugar donde un bosque de columnas modernistas se integran en el espacio haciéndolo acogedor y llamativo al mismo tiempo.

Una manera ‘modernista’ de comer

Por último, cabe destacar una visita obligada para los amantes del modernismo catalán: el 1902 Café Modernista. Se trata de un espacio que se encuentra en el recinto modernista Sant Pau donde se puede degustar todo tipo de platos. Por si fuera poco, su terraza exterior permite contemplar la fachada y los jardines del edificio mientras se toma algún refresco, por lo que es el lugar perfecto para visitar en la época primaveral o estival.

Destacadas en Vida