Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de la Guardia Urbana de Barcelona en la playa de Bogatell, en una imagen de archivo / EP

Barcelona cierra el acceso a cuatro de sus playas por el exceso de bañistas

Nova Icària, Bogatell, Llevant y Mar Bella han alcanzado una ocupación superior al 80% y el ayuntamiento ha decidido prohibir más entradas

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha procedido a cerrar el acceso a las playas de Nova Icària, Bogatell, Llevant y Mar Bella al haberse alcanzado una ocupación superior al 80% entre las 17 horas y las 18:30 horas de la tarde del sábado. Así pues, la Guardia Urbana y los informadores municipales ubicados en dichos espacios no han permitido la entrada a más bañistas.

La gran afluencia de gente ha hecho inviable el poder garantizar la distancia de seguridad de dos metros por primera vez desde que las playas de Barcelona abrieron el pasado lunes, tal y como han captado los 18 videosensores y las decenas de cámaras que el consistorio ha instalado para controlar el aforo.

A la espera del buen tiempo

Esta semana, el tiempo no ha acompañado a los bañistas de Barcelona. Las lluvias, el viento y la bajada de temperaturas ha influido en la tranquilidad que han vivido las playas barcelonesas a lo largo de la semana, pero el ayuntamiento ya preveía que la calma podía romperse este fin de semana.

A primera hora de esta mañana, el Ayuntamiento de Ada Colau ha recordado mediante un comunicado la necesidad de mirar el estado de las playas desde su página web, para evitar aglomeraciones. Algo que se ha respetado durante las primeras horas del día, pero que ha cambiado después de comer.

Primer cierre de playas

Esta mañana, las playas registraban una afluencia entre baja y normal, del 40% al 60% del aforo. Todas menos la del Fòrum, cerrada por obras. Pero, a primera hora de la tarde, los sensores han registrado el aumento de bañistas hasta alcanzar el tope fijado --entre el 60% y el 80%-- y verse obligados a cerrar el acceso a más personas. Solo han quedado operativas cinco de las nueve playas que Barcelona ha abierto al público, todas ellas por encima del 70% de aforo.

Los agentes de la Guardia Urbana y los informadores municipales se han dirigido al público para informar de la situación, arropados por la megafonía de las playas, minutos antes de que se complicara la situación, al permitirse practicar deporte libremente en todas las playas de la ciudad a partir de las 18 horas.