Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La playa de la Barceloneta, una de las más concurridas de Barcelona / EP

Barcelona cerrará sus playas en la verbena de Sant Joan

El Ayuntamiento desea evitar aglomeraciones en plena pandemia y recomienda a la ciudadanía que, si la celebra, lo haga en familia o formato reducido

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona cerrará las playas de la ciudad durante la verbena de Sant Joan para evitar aglomeraciones e impedir así contagios por la pandemia de coronavirus.

El consistorio pide además a la ciudadanía que, en caso de celebrar esta fiesta tradicional en Cataluña la noche del 23 de junio, lo haga en familia o formato reducido, cerca del domicilio y respetando siempre las normas de distanciamiento social, protección e higiene.

Así, en el caso de las hogueras, sólo se podrán hacer pequeñas fogatas con aforo reducido y controlado.

 

 

Barcelona cerrará sus playas en la verbena de Sant Joan / EP

"No impulsaremos ninguna actividad"

Las playas y los chiringuitos ubicados en ellas permanecerán cerradas desde las 20:00 h de la tarde del día 23 hasta las 10:00 h de la mañana del día siguiente. La zona se vallará y habrá efectivos de la Guardia Urbana para asegurar que no acuden grupos a celebrar la verbena.

"No impulsaremos ninguna actividad festiva en esta fecha", ha advertido la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, durante una comparecencia de prensa junto a Albert Batlle, teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad, y la gerente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, Carme Borrell.

Permisos y transporte

Batlle ha explicado que las pequeñas fogatas permitidas también necesitan permiso municipal y ha añadido que las 117 casetas de petardos autorizadas se podrán instalar en el espacio público siempre que cumplan las condiciones de seguridad y sanitarias.

Por lo que respecta al transporte público, el concejal ha dicho que Barcelona tendrá servicio nocturno si la ciudad avanza a la "fase 3 de la desescalada o en la fase de nueva normalidad" --actualmente está en la fase 2--, aunque ha pedido a la ciudadanía que lo evite y celebre la fiesta cerca de casa.

En este sentido, Borrell ha recordado que la pandemia continúa presente y no se puede bajar la guardia: "Hay menos personas enfermas, pero sigue habiéndolas. Debemos seguir vigilando con la enfermedad", ha alertado.