Menú Buscar
Cementerio de Collserola, donde la empresa municipal de Barcelona perdió los huesos de un difunto / CG

Barcelona toca la cara a Cementiris tras perder unos huesos

El Ayuntamiento impone más controles a la empresa municipal por los nichos impagados tras extraviar unos restos mortales

2 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha tocado la cara a Cementiris, la empresa municipal de gestión de los camposantos, por perder los huesos de un nicho cuya familia impagó la tasa. La corporación ha anunciado que incorporará a la ordenanza de cementerios un procedimiento "más garantista" antes de desahuciar una sepultura.

Según ha informado el martes la Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, la nueva normativa en la materia impedirá vaciar una sepultura que impague la tasa de ocupación sin antes enviar una notificación a los allegados y darles 30 días para presentar alegaciones.

Para cerciorarse de que la notificación alcanza a los familiares del difunto, la ordenanza contemplará el uso del padrón municipal "y el resto de notificaciones pertinentes" con el fin de que éstas sean efectivas.

Los restos perdidos de un suegro

La actualización del artículo 70 de la ordenanza municipal de cementerios se modificará a petición de la Síndica. La defensora municipal del ciudadano recibió en noviembre de 2016 la queja de un vecino de la ciudad que se encontró el nicho de su suegro vacío en el Cementerio de Collserola.

Al parecer, Cementiris lo había desahuciado al confirmar que la tasa anual de ocupación, que sube a unos 60 euros, no se había abonado desde 2011. Al vaciar el nicho arrojó los restos al osario común, lo que hizo imposible su recuperación.

La familia admitió la deuda, pero advirtió de un cambio de entidad financiera. El nuevo banco captó todos los recibos salvo el de Cementiris, que no trasladó la domiciliación, lo que generó la deuda de la familia.

Destacadas en Vida