Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Así actuaba el 'Bang de Fujian': mafia china desarticulada en Cataluña

La Policía y los Mossos arrestan a 65 integrantes de una organización dedicada al tráfico internacional de marihuana

3 min

Golpe a la mafia china. Una operación conjunta de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional se ha saldado con 65 arrestados. Todos ellos integrantes del Bang de Fujian, organización de origen asiático dedicada al tráfico internacional de marihuana. Un entramado criminal que desde Cataluña gestionaba la producción de la droga para nutrir la gran demanda europea, según ambos cuerpos.

Uno de los detenidos en la operación contra el 'Bang de Fujian' / MOSSOS
Uno de los detenidos en la operación contra el 'Bang de Fujian' / MOSSOS

La banda es una vieja conocida de los investigadores. Además del cultivo y tráfico de marihuana, también se les vincula con el tráfico de seres humanos con fines de explotación laboral y sexual. Ya en 2017, otro dispositivo conjunto entre la policía catalana y la Foral de Navarra se saldó con 25 detenidos por estos delitos, en el marco de la operación Hokkien.

Golpe a la mafia china

En esta ocasión, el despliegue policial se produjo el pasado 14 de abril, donde hasta 350 efectivos realizaron una treintena de registros en domicilios, locales y naves industriales de Barcelona, Tarragona, Oviedo, Gijón, Bilbao, así como en Portugal y Países Bajos, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción 5 de Badalona.

La investigación arrancó a finales del pasado año, cuando los agentes detectaron envíos de paquetería con importantes partidas de marihuana. Dichos envíos llevaron a los policías hasta la organización asiática, asentada en Cataluña. Un entramado criminal separado en diferentes facciones, cada una de las cuales gestionaba diferentes producciones de la droga que distribuían por Europa.

Una de las plantaciones de marihuana de la mafia china 'Bang de Fujian' / MOSSOS
Una de las plantaciones de marihuana de la mafia china 'Bang de Fujian' / MOSSOS

Cultivos sofisticados

Durante los registros, los agentes desmantelaron 13 plantaciones, con casi 40.000 plantas de marihuana. Todas ellas con sostificados sistemas de cultivo, que se nutrían de manera ilegal de fluido eléctrico. De hecho, según los cálculos de la compañía, su consumo equivalía al anual de 1.177 viviendas.

La policía también se ha incautado de ocho kilos de cocaína, otros dos de MDMA; así como de 200.000 euros en efectivo. También de 380 kilos de marihuana en cogollos. Los arrestados están acusados de presunta pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, blanqueo de capitales, usurpación de identidad, defraudación de fluido eléctrico y falsedad documental. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevos arrestos.