Menú Buscar
Varias bovinas de cobre robadas por la banda criminal en Cataluña / MOSSOS

Una banda criminal deja sin teléfono a miles de personas tras hacerse con el cobre del cableado

Los Mossos estiman que los responsables de los robos comercializaron unas 17 toneladas de este metal adquirido de forma ilegal

4 min

Seis integrantes de una banda criminal que llevaba a cabo robos de cableado de la red telefónica han sido arrestados por los Mossos d'Esquadra. Los implicados en esta trama se hacían con el cobre de las instalaciones de comunicaciones en zonas rurales de Cataluña, en las que podrían haberse hecho con hasta 17 toneladas de cobre de las que, posteriormente, sacaban rentabilidad económica. 

El cuerpo de policía autonómico de Cataluña ha comunicado que los ladrones se apropiaron de forma ilegal de más de 35 kilómetros de cableado en las comarcas del Alt Empordà (Girona), Bages (Barcelona) y La Segarra (Lleida), con el consecuente perjuicio para los usuarios de los municipios del lugar. 

Una cincuentena de robos

Los Mossos comenzaron su investigación en 2018. Fue entonces cuando tuvieron conocimiento que en la demarcación de Girona se habían realizado hasta 52 sustracciones de cableado telefónico que dejó sin línea de comunicación a 5.519 usuarios. Más de la mitad de los robos, en concreto 29, se realizaron en el Alt Empordà y los daños estimados fueron valorados en más de 300.000 euros. 

cables cobre robo

Cientos de cables que robados por la banda criminal / MOSSOS

Los perpetradores actuaban siempre de noche y se centraban en asaltar las zonas de cables que se encontraran en zonas rurales, con abunante vegetación y cercanas a carreteras secundarias con las líneas cercanas a las vías de circulación. 

Varias visitas al lugar

Los autores de los hechos descolgaban, primeramente, los cables sin llegar a cortarlos para evitar afectar el servicio de telefonía. Para comprobar si la instalación contaba con una alarma de seguridad seccionaban los cables y abandonaban el lugar sin hacerse con ellos. Días después volvían a la zona para hacerse con el tramo descolgado y trasladarlo a un lugar seguro en el que manipularlo. 

Contaban con un espacio de suelo agrícola en elmunicipio gerundense de Ripollet. Allí retiraban el aislante y reservaban el cobre que, más tarde, revendían. Dos de los integrantes del grupo detenidos por los agentes de los Mossos eran empresarios en Montcada i Reixac (Barcelona). Tenían en la localidad una compañía de reciclaje de metales desde donde distribuían el cobre robado. Para no levantar sospechas, falseaban los libros de registo y las facturas. 

Cinco robos más

Las pesquisas policiales revelaron que los implicados en este robo habían participado en cinco actuaciones más similares a esta, llevadas a cabo entre enero y febrero de este mismo año. Con la comercialización del cobre sustraído habrían conseguido un beneficio superior a 72.000 euros.

Los detenidos, de entre 27 y 51 años, pasaron a disposición judicial y quedaron en libertad con medidas cautelares.