Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las vacunas contra el Covid-19 se almacenan en los ultracongeladores del Banco de Sangre de Bacelona / CG - PABLO MIRANZO

Los guardianes de la vacuna: así se custodia la cura contra el Covid en el Banco de Sangre

La institución albergará hasta un millón de viales de la fórmula de Pfizer en nueve potentes ultracongeladores

6 min

El almacén más importante de Cataluña se encuentra en el paseo del Taulat de Barcelona. Conservará este título al menos hasta que termine la pandemia del Covid-19. En esta avenida del barrio del Poblenou tiene su sede el Banco de Sangre y Tejidos, la institución que ha elegido el Departamento de Salud para custodiar las miles de vacunas que llegarán a la comunidad durante este año para inmunizarse ante el virus. 

Nueve ultracongeladores del complejo sanitario, ubicados en el subsuelo del edificio, albergarán la fórmula. La logística es sencilla: cada lunes a primera hora de la mañana, una furgoneta de la empresa Logaritme transporta hasta el centro cerca de 60.000 unidades del antídoto de Pfizer y BioNTech. Allí, los trabajadores del banco, supervisados por un responsable de Salud, introducen las dosis en cuatro neveras refrigeradas a -80 grados --el resto de equipos están desactivados, aunque listos para recibir nuevos lotes--. La esperanza para que la vida retome su curso se conserva bajo cero.

Primeras dosis
LA ENCUESTA ¿Puede la Generalitat cumplir el objetivo de vacunación que decidieron las autoridades sanitarias?

Todo bajo control

La operación se ejecuta con brío y diligencia. Las cajas de las vacunas se abren bajo la atenta mirada de los responsables, que certifican con minuciosidad los albaranes de entrega con los números de serie y los datos técnicos de la cura. Cada paquete incluye 250.000 viales envueltos por hielo seco, que un empleado desecha protegido por guantes térmicos. Antes de congelar definitivamente el preparado, se anota la cantidad de suministros facilitados por el laboratorio.

La tarea se realiza de forma ágil, pero sin nerviosismo. De hecho, la tranquilidad sigue reinando en una de las instituciones sanitarias más importantes y, a la vez, desconocidas de Cataluña. "Salud ha confiado en nosotros por nuestras especiales características. Estamos abiertos las 24 horas, las instalaciones no se pueden quedar sin luz... hasta ahora no habíamos guardado vacunas, pero tenemos experiencia en la conservación de todo tipo de tejidos", comenta una fuente interna.

Llegan las vacunas al Banco de sangre y tejidos de Bacelona / PABLO MIRANZO (CG)

 

Llegan las vacunas al Banco de Sangre y Tejidos / CG - PABLO MIRANZO

"Somos un banco de vida"

Lo cierto es que el Banco de Sangre lleva décadas prestando un servicio fundamental a la red hospitalaria del país. En los reservorios del edificio se almacena no solo sangre --"hemos llegado a tener 14.000 bolsas, lo que equivale a 4.200 litros"--, sino también cordones umbilicales, médulas, retinas o leche materna. "Somos un banco de vida", expresa con orgullo otro interlocutor.

Los 750 empleados de la agencia han seguido con su actividad pese a las restricciones de la crisis sanitaria. "Aunque el mérito es de los donantes", apuntan. Las extracciones de sangre han seguido a buen ritmo, por lo que en ningún momento se ha temido por un agotamiento de las existencias. Además, la cancelación de muchas intervenciones no urgentes ha quitado presión sobre esta infraestructura vital para Cataluña. El centro también se ha volcado en la gestión del coronavirus al poner a disposición de los ambulatorios y las escuelas su maquinaria para realizar pruebas PCR. "Participamos en los cribados masivos y a la vez hemos mantenido las donaciones", resumen estas voces.

La pifia de las neveras

Respecto a la pifia de Salud con las ratios de vacunación previstas --este lunes solo se habían inmunizado 8.293 personas de las 60.000 esperadas--, los técnicos del centro guardan silencio. Si bien un portavoz de Pfizer propuso ayer a Crónica Global que la Generalitat reusara sus recipientes de entrega, los responsables del Banco de Sangre señalan que esta no sería una opción posible en Cataluña.

La campaña del departamento dirigido por Alba Vergés se basa en la "equidad territorial", hecho que dificulta la reutilización de los contenedores térmicos de la compañía farmacéutica. Son menos numerosos que los puntos de administración seleccionados, por lo que no soluciona el problema logístico de la Generalitat.

Más resbalones de Salud

El Govern todavía espera la llegada de las neveras portátiles aptas para trasladar el preparado por todo el territorio. No será hasta el 17 de febrero, tres días después de las elecciones catalanas, cuando la Administración cuente con las 150 cajas isotérmicas adquiridas el pasado 20 de diciembre, tal y como ha avanzado este medio. A este problema logístico se suma la falta de enfermeras para llevar a cabo el gigantesco plan de vacunación, ya que los trabajadores denuncian que los refuerzos son insuficientes para una campaña tan ambiciosa como la inmunización de Cataluña frente al Covid.

Tropiezos todos ellos que ponen en duda la capacidad de gestión del Ejecutivo autonómico pocos días después del fiasco de la rave que Interior desalojó tras día y medio de desfase. El Govern, en definitiva, ha empezado el año con mal pie.

Últimas comprobaciones
1/15

Últimas comprobaciones

Técnicos del Banco de Sangre analizan los albaranes de las vacunas recién llegadas desde Bélgica

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO 

La llegada
2/15

La llegada

Los 60.000 viales de la vacuna de Pfizer llegan al Banco de Sangre. Cada contenedor térmico puede almacenar miles de dosis de la vacuna contra el Covid19.

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO 

Primeras dosis
3/15

Primeras dosis

Una supervisora de la Consejería de Salud revisa las vacunas antes de ser abiertas

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO 

Expectación entre las trabajadoras
4/15

Expectación entre las trabajadoras

Una trabajadora de Logaritme observa el desembalaje de las vacunas de Pfizer

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO 

Hielo seco
5/15

Hielo seco

Un operario retira el hielo seco que protege las vacunas mientras son transportadas 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO 

Instalaciones del Banco de Sangre
6/15

Instalaciones del Banco de Sangre

Un trabajador del Banco de Sangre camina por las instalaciones donde se almacenarán todas las vacunas de Cataluña 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO 

Bajas temperaturas para la conservación
7/15

Bajas temperaturas para la conservación

Las vacunas son transportadas a baja temperatura para conservar su efectividad

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Guantes de protección
8/15

Guantes de protección

Un trabajador usa guantes térmicos para manipular el hielo seco usado en el transporte de la vacuna 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Cajas de protección térmica
9/15

Cajas de protección térmica

Una funcionaria de la Consejería de Salud extrae dosis de la vacuna de Pfizer 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Recuento de dosis
10/15

Recuento de dosis

 Últimas comprobaciones antes de almacenar las vacunas en los ultracongeladores 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Anotación del número de dosis
11/15

Anotación del número de dosis

Técnicos del Banco de Sangre anotan la cantidad de dosis por cada caja 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Ultracongeladores del Banco de Sangre
12/15

Ultracongeladores del Banco de Sangre

 El antídoto de Pfizer se conserva a 80 grados en el interior de los ultracongeladores del Banco de Sangre 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Revisión de albaranes
13/15

Revisión de albaranes

 Últimas comprobaciones antes de almacenar las vacunas en los ultracongeladores

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Depósitos a baja temperatura del Banco de Sangre
14/15

Depósitos a baja temperatura del Banco de Sangre

 Ultracongeladores del Banco de Sangre, donde además de la vacuna se almacenan todo tipo de tejidos que también necesitan bajas temperaturas para su conservación 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO

Hasta un millón de dosis
15/15

Hasta un millón de dosis

Una funcionaria de la Consejería de Salud deposita una caja con dosis de la vacuna de Pfizer en los ultracongeladores del Banco de Sangre que podrán guardar hasta un millón de dosis 

Foto: CRÓNICA GLOBAL - PABLO MIRANZO