Menú Buscar
Dolor menstrual / CG

¿Es necesaria la baja menstrual?

Mientras unos defienden el derecho de las mujeres que sufren dolores por la regla, otros alertan del peligro de que sea un motivo más de discriminación laboral

04.05.2017 00:00 h.
5 min

Entre un 60% y un 90% de las mujeres sufre dolores menstruales. Esta es la base de una propuesta de ley italiana que sugiere establecer una baja laboral de tres días cada mes para las trabajadoras que lo necesitan. No es el primer país que plantea algo así. Corea del Sur y Taiwán son ejemplos.

En Estados Unidos, el debate está en el aire, como en otros países occidentales, por ejemplo, Dinamarca y Francia. La cuestión todavía no ha llegado a plantearse entre la clase política, aunque las primeras opiniones al respecto empiezan a aflorar. El pensamiento generalizado entre los médicos es que la baja debe aplicarse si existe una enfermedad diagnosticada, como la endometriosis.

“Proteger la salud”

El doctor Francesc Carmona, jefe del servicio de ginecología del Hospital Clínic de Barcelona, está a favor de que exista una baja o incluso una incapacidad, “si hace falta”, para aquellas mujeres que sufren endometriosis, una dolencia “crónica y severa” que afecta al menos a un 10% de la población femenina.

En los casos diagnosticados, hay consenso. Las bajas podrían llegar a los ocho días. “Algunas pacientes tienen dolores durante hasta tres semanas”, explica el facultativo. “Aquí hay muchas palabras y pocas acciones”, dice en referencia a la difusión que ha tenido la enfermedad en los últimos meses y la falta de medidas hasta el momento.

Desde el PSC equiparan el caso con las enfermedades crónicas: "Cada vez que hay un episodio, hay que pedir la baja laboral; los dolores menstruales tienen que considerarse como parte de un diagnóstico y, por tanto, dentro de los canales de las bajas médicas". 

¿Discriminación laboral?

Los colectivos feministas alertan de que una baja menstrual de tres días cada mes marcada por la ley, tal y como se debate en Italia, puede generar “más estereotipos y discriminación contra las mujeres en el ámbito laboral”. Así lo considera Lourdes Muñoz, presidenta de la asociación Dones en xarxa.

El debate está en si las empresas privadas serán más reticentes a contratar mujeres, ya que pueden ver la baja menstrual como un inconveniente. Desde Catalunya Sí Que Es Pot, la diputada Gemma Lienas en el Parlamento catalán considera que la “regla no es una enfermedad” y que una medida similar puede “estigmatizar” a las mujeres.

La vida laboral de las mujeres

El grupo de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados todavía no se ha posicionado sobre el asunto. Sin embargo, la diputada Patricia Reyes indica que “lo importante es que no vaya en contra de la mujer; hay que reivindicar estos derechos con cuidado”.

En el PP también se cuestionan la iniciativa italiana en los casos en los que no existe una enfermedad diagnosticada. “Puede abrir la puerta a que se convierta en un derecho a quedarse en casa cuando un trabajador tiene dolor”, apunta Marisa Xandri, diputada popular en el Parlament y portavoz de la comisión de Igualdad.

Más investigación

Xandri indica que “no hay demanda social” y antepone otros problemas laborales para las mujeres que considera prioritarios, como la brecha salarial y la conciliación. “Como se trata de un sufrimiento que afecta solo a las mujeres, no se toman medidas”, sentencia el doctor Carmona.

Para la presidenta de Dones en xarxa, lo que sí es necesario es “profundizar en la investigación y la atención en salud según las necesidades de las mujeres”. En el caso de regularlo, considera que la ley debería extenderse a todas las enfermedades crónicas que requieren pequeñas bajas continuas. En este colectivo se incluirían las mujeres que sufren trastornos en la menstruación.