Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los desalojados de la nave se instalan en la plaza Cotonifici de Badalona / CG

Los vecinos de la nave desokupada en Badalona: "Eran conflictivos, daban muchos problemas"

Los residentes de la zona aseguran sufrir "problemas de convivencia, ruidos, peleas constantes y apagones de luz por tener la instalación 'pinchada'"

5 min

El desalojo de la nave okupada en Badalona este jueves ha agradado a los vecinos del barrio del Gorg, quienes sufrían “problemas de convivencia” debido al centenar de personas que residían en el número 164 de la calle Progrés. Escuchaban "ruidos" y sufrían "peleas constantes” y “apagones de luz” debido a que tenían el suministro energético pinchado. Según ha podido saber Crónica Global a través de las declaraciones de uno de los okupas, SC, llevaban desde el pasado sábado sin electricidad porque se les cortó el suministro.

Una vecina y madre de un niño de un año y medio dice haber vivido alguna "mala experiencia" con algunos de los residentes mientras paseaba con su hijo. Lamenta no poder asistir al parque infantil que está enfrente de la nave porque, "muchas veces, se iban a lavar a la fuente con los niños delante”. Algo que considera “inapropiado” para los vecinos y también para los menores que juegan en ese lugar.

Acamparán en la zona

Es precisamente en esa plaza Cotonifici donde los desalojados han instalado sus pertenencias. Tiendas de campaña, sillas, maletas, carros con objetos personales y otro tipo de materiales, incluso electrodomésticos como microondas o neveras, han sido apilonados en ese lugar donde prevén instalarse a pasar las próximas horas tras ser desahuciados. De hecho, una de las mujeres que residían en la nave ha reconocido a este medio que "acamparán ahí porque no tienen adonde ir". 

Esa es una de las cosas que ocurren y que atemorizan a los vecinos. "En ese sitio estaban controlados, pero ahora se quedarán por las calles". Aunque celebran la desokupación, reconocen que les da "miedo" que suceda lo mismo que con la nave incendiada en diciembre de 2020 --que acabó con la vida de cuatro personas-- cuando, tras el fuego, "se quedaron durmiendo todos en la calle y ocuparon todo el paseo". "Mi hijo tiene 2 años y me da miedo encontrarme a alguno por la calle cuando voy con él", dice una vecina. También es propietaria de un comercio cercano a la zona y asegura que, alguna vez, le han llegado clientes "nerviosos por haber tenido problemas con alguno de los okupas porque son conflictivos". 

Los desalojados de la nave se instalan en la plaza Cotonifici de Badalona / CG
Los desalojados de la nave se instalan en la plaza Cotonifici de Badalona / CG

Solo 10 personas piden ayuda a servicios sociales

Desde el vecindario piden que el ayuntamiento dé una respuesta habitacional a estas personas para evitar que se queden más tiempo "circulando por las calles". Es algo que el alcalde de Badalona, Rubén Guijarro (PSC), ha confirmado este jueves en una rueda de prensa tras lo ocurrido. Ha explicado que desde servicios sociales se atenderá a quienes "hayan sido declarados en situación de vulnerabilidad" y, de hecho, ha detallado que solo 10 migrantes del centenar que okupaba la nave han pedido asistencia en las horas siguientes al desalojo.

El alcalde socialista ha mostrado su apoyo y su "compromiso" con los vecinos, con quienes se ha reunido otras veces para analizar la situación. "Se merecen vivir tranquilos", ha dicho Guijarro, quien también ha criticado "el populismo" de algunos. "La demagogia y el populismo llenan titulares, pero no solucionan este problema que es grave, urgente y con muchas derivadas que no permiten una lectura simplista". Ha agradecido el trabajo a la Policía Local y a los Mossos d'Esquadra y ha lamentado "la actitud de algunos representantes públicos si en algún momento han dificultado su trabajo".

El alcalde de Badalona, Rubén Guijarro (PSC), en una rueda de prensa tras el desalojo / CG
El alcalde de Badalona, Rubén Guijarro (PSC), en una rueda de prensa / CG

Críticas de Albiol

Así ha respondido el alcalde a las palabras de Xavier García Albiol, cuyas críticas al actual gobierno no se han hecho esperar. El exalcalde y líder popular ha acudido a la nave para recordar que el proceso para desahuciarla empezó durante su mandato. Y ha advertido: "Espero que el ayuntamiento y la Guardia Urbana eviten que este problema se extienda a otra parte de la ciudad".