Menú Buscar
Una pareja pasea a su perro en un parque / CG

Badalona prohíbe pasear a los perros más allá de los 100 metros del domicilio

El ayuntamiento también ha solicitado ayuda a la UME para controlar una situación "para la que nadie estaba preparado"

2 min

El Ayuntamiento de Badalona, en Barcelona, ha establecido duras normas restrictivas dada la desesperante situación que viven en el municipio. La última de ellas ha sido la de prohibir que los paseos a los perros los dé más de una persona y que no se alejen más de 100 metros del domicilio de sus propietarios.

Eran muchos los que salían en pareja a pasear a sus mascotas, incluso en familia. Por ello, ha necesitado remarcar que los paseos son unipersonales y únicamente para cubrir las necesidades fisiológicas del animal. De ahí el limite de distancia, ya que muchos aprovechaban la ocasión para tomar demasiado el aire.

Pide ayuda a la UME

El alcalde, Álex Pastor, toma estas medidas a la vista de que hay ciudadanos que realizan paseos con perros de forma poca segura y con el objetivo de minimizar riesgos, y ha recordado que no son actividades de ocio y que podrá sancionarse a quien las contravenga. La decisión se establece excepto en familias monoparentales que no puedan dejar a sus hijos solos en casa.

Otra medida que ha tomado para controlar la situación del municipio pedir a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que entre otras cosas podría desinfectar "las zonas más conflictivas y de riesgo de la ciudad".

Los esfuerzos son insuficientes

El consistorio ha habilitado 80 camas en un pabellón de deportes municipal para acoger a personas sin hogar durante la pandemia y ha tomado medidas para contener los contagios, pero considera que solo con su esfuerzo "no llega" a todo y que necesita al ejército. 

"Es una situación excepcional para la que nadie estaba preparado", ha añadido el alcalde. Pastor se ha puesto a disposición de la delegada para colaborar en lo necesario para combatir la expansión del Covid-19, que se cobró su primera víctima catalana precisamente en la ciudad de Badalona.