Menú Buscar
El Bacarrá (a la izquierda) se topará con la competencia de un nuevo burdel en la zona.

Los prostíbulos de la zona 'pija' de Barcelona entran en guerra

El empresario Juan Balcells abrirá un nuevo burdel que arañe clientela al icónico Bacarrá

I.J./Redacción
4 min

Guerra de burdeles en la zona de la gente guapa de Barcelona. El empresario de ocio nocturno Juan Balcells impulsa un proyecto para convertir una antigua discoteca, en el barrio de Sant Gervasi, en un prostíbulo que arañe clientela al icónico Bacarrá, el local de pole dance de más nivel y relumbrón de la Ciudad Condal.

Fuentes conocedoras señalan que el bordello de Balcells busca competir por el cliente de nivel, en una mezcla de pugna empresarial y personal. "Balcells y J. V., el dueño del Bacarrá, no se tragan. Son enemigos acérrimos desde hace tiempo. Ahora, el primero le abre un club prácticamente al lado del otro. Es un golpe de mano", explican.

Recurso de los vecinos

Un vecino de la zona arroja más luz sobre la disputa. "Balcells ha pedido un cambio de licencia de actividad, pero los vecinos han presentado un recurso. No quieren un prostíbulo bajo sus casas. El ayuntamiento parece que respalda a los residentes y rehúsa el cambio de uso", informa.

Otro residente, que prefiere mantenerse en el anonimato, aporta más información. "El club en cuestión era una discoteca muy problemática. Teníamos peleas, vómitos y botellas rotas en el portal, gente con puños americanos y amenazándonos con cortarnos el gaznate. Bajo mi punto de vista, un burdel, si es discreto, no es un mal cambio", valora.

Preguntado sobre la cuestión, un portavoz del ayuntamiento de Barcelona ha confirmado que se ha producido un traslado de actividad en una discoteca de la zona, no un cambio de uso. "A nivel de licencias y condiciones de seguridad, una inspección reciente de la Guardia Urbana ha verificado que cumplen con todo", ha abundado el mismo vocero.

Cerrados

Balcells es un histórico del ocio nocturno de Barcelona que también regenta el club de striptease Viladomat 208, sito en la misma dirección de la capital catalana. La expansión del negocio, dicen las fuentes consultadas, es el siguiente paso natural del empresario. "Es un killer del negocio de la lujuria. Tras la clausura del Night Beach y Fuego, no tenía suficiente con un solo local", abundan las mismas voces.

El cierre de los dos clubes mencionados en las calles Valencia (Night Beach) y Córcega (Fuego) no fue en ningún caso accidental. Agentes de los Mossos d'Esquadra los precintaron en septiembre de 2014 en una operación contra una supuesta red de prostitución que acabó con el emprendedor detenido.

Bailén 22

Antes, Balcells cultivó un fecundo currículo en el ocio nocturno con la compra y transformación del show club Bailén 22 y la financiación del Teatro Principal, la sala de estilo neoclásico transformada ahora en club de variedades.

Precisamente, las fuentes consultadas subrayan que la apertura del Principal causó un cisma entre el empresario y Carlos Caballero, su socio, ya que el segundo habría pedido dinero prestado y estaría atrayendo demasiada atención.