Menú Buscar
Una imagen de la perra Sota / EFE

El Ayuntamiento de Barcelona considera “defensivo y proporcionado” el tiro a la perra 'Sota'

El comisionado de Seguridad asegura que las nuevas pruebas respaldan la versión de la Guardia Urbana sobre los hechos que rodearon la muerte del animal

16.01.2019 20:39 h.
3 min

Amadeu Recasens, comisionado de Seguridad de Barcelona, ha asegurado este miércoles que el disparo que recibió la perra Sota por parte de la Guardia Urbana fue una acción “defensiva y proporcional” a pesar de las nuevas pruebas que se han aportado al caso. El animal falleció el pasado mes de diciembre en plena calle de la Ciudad Condal después de que un agente le disparara para defenderse de sus ataques.

Además, el comisionado ha destacado que el mismo día en que ocurrieron los hechos pidió un expediente para estudiar lo sucedido ya que “Barcelona es una ciudad sensible con los derechos de los animales”. El animal tenía todos los papeles en regla.

Se pidieron imágenes

Recasens también ha recordado que desde el Ayuntamiento de Barcelona se hizo una petición pública para obtener imágenes que pudieran esclarecer lo sucedido. Por este motivo, ha apuntado que la documentación que han recibido no contradice la investigación. El hecho hizo que los animalistas protestaran por la muerte del animal.

“No hay ninguna versión diferente de la que se tiene en las diligencias investigativas”, ha indicado. De ahí que haya pedido a los grupos municipales que sólo se fijen en hechos “objetivos y probados”. Además, ha criticado que en las redes sociales se hayan hecho interpretaciones y comentarios que no se corresponden con la realidad.

Justifica la actuación

Tras las críticas recibidas por los partidos políticos de la oposición, Recasens ha justificado la actuación que llevó a cabo la Guardia Urbana. Según su versión, el propietario del animal “le rompió la cara a un policía” y ha asegurado que la perra “mordió al agente y a otra persona” antes de recibir el disparo.

Recasens ha hecho especial hincapié en que son los dueños los responsables de sus animales y que “era una perra potencialmente peligrosa”. El comisionado ha explicado que se está trabajando para evitar situaciones de este tipo en el futuro.

Las críticas de la oposición

Jordi Coronas, edil de ERC, ha señalado “que una actuación policial acabe en la Gran Vía en la esquina con plaza de Espanya y en un momento de mucha afluencia, me preocupa”. Marta Rovira, de la CUP, ha criticado que el agente “no puede quedar impune” de su comportamiento.

Por su parte, Jordi Martí, de PDeCAT, ha defendido no prejuzgar la actuación del agente y que se trata de un hecho que debe centrarse en el bienestar animal. Paco Sierra, de Ciudadanos, y Carmen Andrés, del PSC, han lamentado que los policías no trabajen de forma segura.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información