Menú Buscar
La juez somete a un examen psiquiátrico a la guardia urbana detenida por la muerte de Pedro, otro agente / EP

Cambian los equipos de radio de la sala de mandos el día antes de la inspección

Mossos, Urbana y Bomberos alertan de 15 casos de cáncer en el edificio a causa de estas máquinas

3 min

La Sala Conjunta de Mando (SCC por sus siglas en catalán) vuelve a protagonizar una nueva polémica. Mossos d’Esquadra, Guardia Urbana de Barcelona y Bomberos crearon la plataforma SCC-CGE (Centro de Gestión de Emergencias), formada por 12 sindicatos de los tres cuerpos, para denunciar que 15 personas que trabajan o han trabajado en el edificio tienen cáncer.

En diez años --el edificio se inauguró en 2006 y pretendía ser un lugar provisional--, se han detectado cuatro casos en la Guardia Urbana, otros cuatro en Mossos y siete en Bomberos, uno de ellos ha sufrido dos tipos diferentes de cáncer durante este tiempo. Los tres cuerpos comparten dependencias junto con el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) en la calle Lleida de Barcelona y trabajan en una planta baja y un subterráneo en condiciones que consideran perjudiciales para su salud.

Denuncian manipulación

El pasado mes de agosto alertaban de que los equipos de radiotransmisión son los causantes de la enfermedad y solicitaron una inspección de Trabajo para llevar a cabo las medidas de los campos electromagnéticos. Ahora vuelven a pronunciarse para denunciar que el Ayuntamiento de Barcelona ha cambiado equipamientos, aparatos y cableado eléctrico.

“El día 18 de este mes estaba prevista una visita de técnicos del Ministerio de Industria acompañados de los delegados de Riesgos Laborales de la plataforma para medir el equipamiento y, casualmente, el día anterior lo cambian”, explica a Crónica Global Josep Miquel Milagros, portavoz de la Unión Sindical de la Policía Autonómica de Cataluña (USPAC), que forma parte de la plataforma SCC-CGE. “Es una vergüenza, lo que han hecho es manipular todo el tema de los campos electromagnéticos”.

El consistorio lo admite

El Ayuntamiento de Barcelona ha admitido a este medio que cambió los equipos de radio de la Sala Conjunta, en concreto 22 unidades, el día 17. “Fue debido al uso intensivo que se hace de los aparatos, ya que tenían los teclados bastante deteriorados” informa una portavoz del consistorio. Argumenta que desde el pasado día 4 de octubre se está procediendo a la distribución de nuevos equipos para la policía local barcelonesa ya que el día 12 de julio se adjudicó el contrato a la empresa Zenon Digital Radio para el suministro de 140 nuevos aparatos.

“Es una patraña, una más”, lamenta Milagros, indignado, y reitera la necesidad imperiosa de que se traslade de forma inmediata a los trabajadores de la SCC y que todos ellos sean revisados durante el tiempo que haga falta para detectar y prevenir una posible enfermedad como el cáncer.