Menú Buscar
Detalle del columbario que se quería construir en el campo del Barça / CG

El ayuntamiento calificó de “incompatibles para la ciudad” los columbarios del Barça

Varios testigos afirman ante el juez que el consistorio denegó los permisos para instalar los nichos

3 min

El ayuntamiento de la ciudad denegó el permiso al Fútbol Club Barcelona (FCB) para instalar en los alrededores del Camp Nou columbarios, los nichos para que reposen cenizas. Lo hizo en 2013, con Xavier Trias al frente de la alcaldía de la capital catalana.

La resolución del consistorio llegó después de que la junta directiva adjudicara a la empresa GIEM Sports el proyecto. Toni Freixa, entonces miembro de la directiva azulgrana, trabajaba para esta compañía.

A pesar de la negativa municipal, la adjudicataria prosiguió con la recaudación de fondos de clientes e inversores. Lo hizo con conocimiento del club. Así se desprende de la declaración judicial de varios testigos que han sido interrogados ante el magistrado que investiga la presunta estafa alrededor del negocio de ser enterrado en el campo del Barça.

Apercibimiento judicial

El juez de instrucción número 7 de Barcelona, Francisco Miralles Carrió, dictó un auto el pasado 2 de febrero en el que cita a declarar en calidad de investigado a Santiago Bach Lahor. El empresario es el representante legal de GIEM Sports SLU y de la sociedad Espai Memorial Barcelonista.

“Asimismo, reitérese el urgente cumplimiento de los oficios enviados y recibidos el 16 de diciembre de 2016 por el vicepresidente y responsable del área económica de la tesorería del club y por el distrito de Les Corts del Ayuntamiento de Barcelona con el apercibimiento de incurrir en desobediencia grave a la autoridad judicial”, indica, en tono severo, el magistrado en el mismo documento.

Pone de nuevo el acento en los oficios que envió el año pasado al Barça y al ayuntamiento de la capital catalana que aún no han sido respondidos.

El juez quiere los papeles

Miralles Carrió pedía informaciones oficiales sobre el estado administrativo de los expedientes municipales preceptivos para instalar los columbarios.

Al Barça le exige que diga si aún están vigentes los contratos con GIEM Sports. También le pregunta sobre la fianza de un millón de euros que adelantó el club para desarrollar el proyecto y sobre el dinero que los inversores exigen que les sea devuelto.