Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un hombre con un cartel en el que se lee "Not a Phase" participa en una concentración por el Día Internacional de la Visibilidad Bisexual / EUROPA PRESS

La bisexualidad se extiende entre los adolescentes de Barcelona

El ayuntamiento publica una encuesta sobre salud sexual en la adolescencia en la que destaca las atracciones que sienten los chicos y las chicas

Gerard Mateo
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha compartido un informe sobre salud sexual en el que destaca el "aumento del número de chicos y chicas que declaran sentirse atraídos por ambos sexos". El estudio menciona otras cuestiones, como las ETS, la discriminación por orientación sexual y los abortos en la adolescencia, asuntos que preocupan a la sociedad, pero la Administración local pone el foco en el incremento de la bisexualidad entre los estudiantes de secundaria.

El informe, realizado por la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB), subraya que menos de la mitad de las chicas consultadas (48,5%) se siente "exclusivamente" atraída por el sexo contrario, mientras que, en el caso de los chicos, ese porcentaje es del 77,7. Hace cinco años, remarca la encuesta, los resultados fueron del 69,4% para ellas y del 83,2%, para ellos.

Malos tratos, acoso y discriminación

Más allá de estos datos, el informe analiza el aumento de la discriminación por razón de orientación sexual desde 2016 en Barcelona. En concreto, los alumnos homosexuales que la han sufrido han pasado del 10,6% al 30,1% en cinco años, mientras que la cifra pasa del 18,9% al 22,2% entre los bisexuales. Los chicos la padecen más que las chicas.

Asimismo, se registra un incremento de maltrato en la pareja y de acoso sexual. En el caso de las jóvenes, un 24% (un 6% más) reconoce que ha sufrido malos tratos en el último año, y un 38% (más del doble que en la encuesta anterior), acoso sexual. La ASPB señala "la vigencia de las violencias machistas y la necesidad de seguir incorporando medidas y programas para hacerles frente".

Maternidad tardía

La encuesta constata además que la pandemia "frenó" la tendencia creciente de las infecciones de transmisión sexual. Y, posiblemente, la situación sanitaria causó también el descenso de embarazos y nacimientos. En paralelo, aumentó de nuevo la media de edad de las madres primerizas, que se situó en los 33,5 años.

La encuesta destaca también el "descenso" de las interrupciones voluntarias del embarazo (5.215 casos), siendo la del 2020 la tasa más baja en 15 años. En esta línea, se mantiene la bajada continuada de los embarazos adolescentes en Barcelona y de los abortos.