Menú Buscar
Fotografía del coche que fue conducido en dirección contraria por la A-2 / MOSSOS

Un 'kamikaze' circula por la autovía en dirección contraria, sin rueda y sin puerta

Los agentes que le detuvieron estiman que el hombre condujo más de nueve kilómetros por la A-2 y que no paró a pesar de haber sufrido un accidente

3 min

Un hombre de 30 años fue detenido ayer en la provincia de Girona por haber perpetrado un delito contra la seguridad vial. El conductor había circulado por el tramo de la autopista A-2 que atraviesa la comarca del Gironès en dirección contraria, lo que originó "un riesgo grave para la circulación". El arrestado sufrió, durante este suceso, un choque que le hizo perder parte de la carrocería de su vehículo y una rueda del mismo, pero aún así continuó su conducción. 

El autor de los hechos fue detenido por los agentes de tráfico de los Mossos d'Esquadra en el término municipal de Fornells de la Selva. Se encontraba estacionado en un punto de pago de la autopista de peaje de la AP-7, situado en el sentido contrario al del tráfico. 

Más de nueve kilómetros en dirección opuesta

Los Mossos recibieron avisos por parte de varias personas sobre las 19.15 horas de la tarde del lunes. Todas ellas alertaban de un turismo que circulaba en contra dirección por la autovía en su paso por el municipio de Caldes de Malavella. Los agentes han comunicado que el detenido habría conducido de esta forma durante más de nueve kilómetros de la A-2.

coche sin rueda puerta autovia

El coche sin rueda y sin puerta delantera que circuló por la A-2 en dirección contraria / MOSSOS

Varias patrullas se dirigieron hacia la zona indicada y, poco después, se les avisó de que el mismo vehículo había sufrido un accidente pero continuaba su marcha. El conductor había estrellado su coche contra una valla metálica. El impacto incidió severamente en la zona delantera izquierda del turismo, que acabó perdiendo la rueda y la puerta del asiento del conductor. Los mossos encontraron la puerta y el neumático delantero a unos cinco kilómetros del peaje en el que encontraron al hombre.

Claros signos de alcoholemia

Los policías autonómicos comprobaron que el conductor se encontraba bajo los efectos del alcohol y sin heridas causadas por el accidente. Quisieron identificarlo y realizarle una prueba de alcoholemia pero el hombre se negó reiteradas veces. Este hecho llevó a los agentes a detenerlo.

El autor de los hechos no tenía antecedentes y ha sido puesto a disposición judicial esta mañana. El juez de guardia de Girona ha decretado su libertad con cargos.