Menú Buscar
Autobús urbano de Barcelona / TMB

Coger el autobús en Barcelona y Girona es más caro que en otras ciudades españolas

Junto a Madrid, las dos urbes catalanas cuentan con las tarifas de autobús más caras en el conjunto de sus diferentes modalidades

5 min

Hay muchas alternativas para moverse en las grandes ciudades. Una de las más utilizadas son los autobuses urbanos, aunque un estudio realizado por Facua-Consumidores en Acción ha desvelado que el coste de viajar en ellos varía mucho dependiendo de la urbe: la diferencia de precio del billete sencillo en autobús urbano llega a alcanzar el 244 %.

El informe apunta a que Madrid, Barcelona y Girona continúan siendo las ciudades con las tarifas de autobús más caras en sus diferentes modalidades de las treinta y ocho estudiadas. Barcelona es una de las han aplicado subidas de precio este año junto con Bilbao, Jaén, Toledo y Arrecife (Lanzarote), siendo llamativo el incremento en esta última: un 16,7 % (de 1,20 a 1,40 euros).

El precio del trayecto pagando con bonobús

Viajar en autobús urbano cuesta actualmente una media de 0’78 euros si se utiliza un bonobús o tarjeta recargable con trasbordo, sólo un céntimo por debajo de la tarifa media registrada en su análisis de 2017. Los tres viajes de bono con trasbordo que han experimentado subidas en 2018 han sido el de Barcelona, que ha pasado de 1,00 euros a 1,02 euros (2 %); el de Bilbao, de 0,64 euros a 0,65 euros (1,56% más caro); y el de Toledo, de 0,60 euros a 0,64 euros (sube un 6,67 %).

El trayecto con esta tarjeta más caro sigue siendo el de Madrid (1,83 euros), seguido por el de Girona (1,07 euros de nuevo) y Barcelona (1,02 euros). En el otro extremo, los viajes más baratos siguen siendo Logroño (0,53 euros), Salamanca (0,59 euros) y Toledo y Linares (0,64 euros). En total, se ha producido un incremento medio del 0,28%. La diferencia en las tarifas usando el bono con transbordo supera el 306 %.

El precio del trayecto pagando con billete sencillo

El billete univiaje, también conocido como billete sencillo, cuesta hoy 1,26 euros de media, esto es un céntimo más que en 2017 y tres céntimos más que hace dos años. De nuevo, el precio más alto lo tiene la ciudad de Barcelona (2,20 euros), cinco céntimos más que en 2017; frente al más bajo, el de Lugo (0,64 euros). La diferencia de precios es de casi el 244 %, prácticamente un 8 % más que el año pasado, cuando alcanzó el 236 %.

Autobús urbano de Tarragona / TARRAGONA MOBILITAT

Autobús urbano de Tarragona / TARRAGONA MOBILITAT

Respecto al año anterior, el billete sencillo de autobús urbano ha subido en cuatro ciudades. Resalta el caso de la ciudad de Arrecife, donde se ha incrementado veinte céntimos, de 1,20 a 1,40 euros, un 16,7 %. Le siguen Bilbao (de 1,25 a 1,30 euros, un 4 %), Barcelona (de 2,15 a 2,20 euros, un 2,33 %) y Jaén (de 0,98 a 1,00 euros, un 2,04 %). “Facua entiende que, al ser el billete sencillo una modalidad de viaje que utilizan normalmente usuarios no habituales, es razonable que su precio tenga un carácter disuasorio, con el fin de ayudar a sufragar el conjunto del sistema”, apuntan desde la organización.

Viajar utilizando un abono mensual

La tarjeta que se oferta para el periodo de un mes, en numerosos casos ilimitada, se encuentra presente en veintiocho de las ciudades analizadas. Su valor oscila entre los 54,60 euros de Madrid (mismo precio que el año pasado) y los 20 euros de Ciudad Real (que el año pasado no tenía tarjeta mensual). La tarifa media es de 36,99 euros, un 0,15 % menos que en 2017, cuando la ofrecían 27 ciudades y la tarifa media estaba en los 37,67 euros.

En el caso de Toledo, el precio del abono mensual se ha incrementado un 4,62 % (de 32,50 en 2017 a 34,00 euros en 2018). También en Barcelona (de 52,75 a 54,00 euros, un 2,37 %) y en Tarragona (de 45,00 a 45,70 euros, un 1,56 %). En el otro extremo, resulta muy llamativo el descenso que se ha producido en la ciudad canaria de Santa Cruz de Tenerife, donde ha bajado de 45 a 40 euros, un 11,11 %.

Bonificaciones y gratuidad en los viajes en autobús urbano

Hay ciudades que aún no contemplan en sus bonificaciones a algunos colectivos (familias numerosas, generales o especiales, y monoparentales…) En otras, los menores comienzan a pagar el billete de autobús urbano a partir de una edad u otra. En Tarragona, por ejemplo, es gratis hasta los 3 años.